Pensiones

Los trabajadores que se jubilan antes de los 65 años acreditan cotizaciones más prolongadas

Olga Selma

Foto: BigStock

Jueves 18 de marzo de 2021

3 minutos

Las jubilaciones con la edad media más baja son las anticipadas, las parciales y flexibles

Los trabajadores que se jubilan anticipadamente acreditan cotizaciones más prolongadas
Olga Selma

Foto: BigStock

Jueves 18 de marzo de 2021

3 minutos

Según el estudio Tendencias recientes en la edad de acceso a la jubilación del Banco de España, que analiza las tendencias recientes en la edad de acceso a la jubilación en España en los últimos años, la edad de jubilación aumentó desde 63,5 a 64,2 años entre 2006 y septiembre de 2018, y se situó en 64,6 años en 2020. El incremento de la edad efectiva de jubilación durante los últimos años sería el resultado de un aumento neto de la edad media de acceso a la pensión dentro de cada modalidad de jubilación.

Cotizaciones más largas

El informe concluye que la incidencia de la reforma de las pensiones de 2011, desde la perspectiva de la edad de jubilación, todavía es limitada, debido al notable porcentaje de altas que acceden a la jubilación según la normativa previa a aquella, así como a las disposiciones que permiten mantener en 65 años la edad legal de jubilación para las personas con carreras de cotización suficientemente largas. Además, los trabajadores que se jubilan anticipadamente y quienes se jubilan parcialmente ostentan, en media, la edad de jubilación más temprana. Sin embargo, también acreditan períodos de cotización más prolongados y bases reguladoras más altas

 Jubilación anticipada. Foto: bigstock

Las jubilaciones anticipadas voluntarias se producen también a una edad inferior a la edad ordinaria, pero por la libre voluntad del trabajador. Este tipo de jubilación se creó en la Ley 27/2011 y fue efectiva a partir del año 2013. En dicha modalidad, la edad de jubilación no debe anticiparse más de dos años a la edad ordinaria, es decir 63 años, y los coeficientes reductores son mayores que de la jubilación anticipada involuntaria. Además, el período de cotización exigido también es mayor, alcanzando los 35 años. 

En España, las altas de jubilación con la edad media más baja son las jubilaciones anticipadas y las parciales y flexibles. Sin embargo, cabe destacar que los trabajadores que acceden a estas modalidades acreditan períodos de cotización, en media, más altos: en torno a 39 años las altas anticipadas no voluntarias, por encima de 40 años las jubilaciones parciales —que, además, compaginan el cobro de una prestación con la permanencia en el mercado laboral— y 42 años las jubilaciones anticipadas que se producen por la libre voluntad del trabajador. En contraposición, las jubilaciones ordinarias tienen un período de cotización medio de 34,1 años. El período de cotización de las jubilaciones demoradas se sitúa entre las anticipadas y las ordinarias, y en 2018 alcanzó los 36,2 años.