Planes de pensiones

¿Qué tipos de planes de pensiones existen?

Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Lunes 22 de marzo de 2021

3 minutos

Dependiendo de varios factores los planes aportarán mayores o menores ingresos al jubilarse

Dudas frecuentes sobre las aportaciones a los planes de pensiones
Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Lunes 22 de marzo de 2021

3 minutos

A comienzos de semana el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Jose Luis Escrivá, desgranó en una carta exclusiva para este medio su visión de la situación del pacto de Toledo y la sostenibilidad del sistema de pensiones en España. Una visión que llamaba a la calma en la que aseguraba la viabilidad de las pensiones en el futuro.

Una carta que puede parecer una pequeña tirita en la hemorragia, ya que la preocupación en la sociedad española sobre este tema está asentada y es uno de los temas recurrentes en las tertulias. Frente a ello, la previsión es siempre uno de los principales consejos, y un ejemplo de ello se materializa en los planes de pensiones.

Los planes de pensiones son una herramienta de ahorro que permite disponer de un dinero extra que complementaría la pensión pública de jubilación. Estos planes varían dependiendo del riesgo que quiera tomar la persona para que a lo largo de los años la bolsa de dinero que vaya creando dé más o menos plusvalías. Y es que existen opciones más o menos conservadoras por las que ganar mucho o poco dinero, o incluso también perderlo (las más arriesgadas).

Descubre qué es un Plan Individual de Ahorro Sistemático y por qué deberías tener uno

La primera distinción la podemos hacer según la entidad que abre este plan de pensiones. Por un lado, se encuentran los que son promovidos por la empresa del trabajador. Con ello parte del salario se va a este plan, de modo que hasta no acabar la relación laboral o jubilarse, la persona no tiene acceso a él. Frente a este se encuentran los planes individuales, los que directamente contrata la persona. En una gestora o entidad financiera se puede obtener información y modificar al gusto.

Otro de lo criterios en los que podríamos diferenciar los planes depende de la relación entre rentabilidad y riesgo. Aquí habrá que entender que, a menor riesgo, menor rentabilidad y viceversa. De este modo dependerá de la persona el nivel de riesgo que quiera tener según el beneficio futuro. Una vez nos hayamos decidido, se abren cuatro posibilidades:

  • Renta Fija: En este grupo entran planes que se centran en acciones más seguras y controlables como los bonos, obligaciones o Letras del Tesoro.
  • Renta variable: Aquí se basan en productos como las acciones, fondos cotizados, pero a diferencia de los anteriores son mercados más volátiles por lo que se puede llegar a pérdidas.
  • Mixtos: Se trata de una fórmula híbrida de las anteriores. La inversión se quedaría repartida a diferentes proporciones.
  • Garantizados: Su principal ventaja es que una vez terminado se asegura un importe determinado sin importar cómo hayan ido las inversiones realizadas. Este tipo de planes pueden garantizar total o parcialmente el capital.

Cada persona es diferente, como también lo son las circunstancias que la rodean. Todo depende de nuestra edad, el nivel de ingresos, nuestra actividad laboral, la capacidad de ahorro… Lo importante es que sopesemos bien los pros y los contras de cada alternativa antes de decidirnos.