El número de mayores de 64 años ha aumentado en España un 131% en las últimas cuatro décadas

Antonio Castillejo

Domingo 3 de marzo de 2019

2 minutos

El número de españoles mayores de esta edad se ha visto incrementado en cinco millones en 40 años

El número de mayores de 64 años ha aumentado en España un 131% en las últimas cuatro décadas
Antonio Castillejo

Domingo 3 de marzo de 2019

2 minutos

La proporción actual de población mayor no tiene precedentes en la historia y las previsiones apuntan a un aumento en todo el mundo, aunque con distinto ritmo según las regiones. En números absolutos, se espera que la población con 60 o más años pase de 1.050 millones en 2020 a casi el doble en 2050 (2.080 millones) y supere a la población de entre 15 y 39 años hacia 2080.

Un estudio publicado en el último número de Panorama Social, publicación editada por Funcas Fundación para promoción de estudios e investigaciones económicos y sociales), analiza el envejecimiento demográfico y los cambios e incertidumbres que conlleva en temas como los recursos económicos de los mayores, su calidad de vida y salud, la necesidad de cuidados o su mayor peso electoral. Con el título de “Envejecimiento de la población, familia y calidad de vida en la vejez”, el estudio explica que el incremento de la esperanza de vida de las personas mayores y la reducción de la fecundidad en décadas anteriores propician no solo un mayor peso de la población mayor de 65 años, sino, sobre todo, de los mayores de 80 años y de los centenarios.

Se trata de un cambio sin precedentes en la estructura poblacional por edades que supone desafíos diversos, entre ellos la financiación de las prestaciones y servicios sociales que reciben los mayores. En España, el número de mayores de 64 años ha aumentado desde los 3,8 millones en 1977 hasta los 8,8 millones en 2017 (un 131% más, mientras que el crecimiento del resto de edades fue del 16%). Si hace cuatro décadas, representaban el 11% de la población, hoy suponen el 19%. Por el contrario, el segmento de edad de entre 0 y 14 años ha caído en ese periodo del 27% al 15% de la población.

Con la mortalidad de 1976 (al final del ya famoso baby boom), quien cumplía 65 años tenía una esperanza de vida de 15,4 años (hasta los 80,4), la misma que tienen las personas que habían cumplido 74 años en 2016 (hasta los 89,4). De los 8,8 millones de mayores de 64 años, son  (16%, 1,4 millones de personas, frente al 6% de 1977).

El informe destaca también la eclosión de los centenarios en nuestra pirámide de población. Al empezar los años setenta había en España algo menos de 800 centenarios, pero a 1 de enero de 2017 su número había aumentado veinte veces, hasta 15.381, en una evolución que se ha acelerado en los últimos años.