Cine

Alfred Hitchcock y otros míticos directores sin Oscar

Marco Herrera

Viernes 22 de febrero de 2019

2 minutos

Hitchcock es el ejemplo más habitual, pero no es el único gran director que se retiró sin un Oscar

Tippi Hedren y Alfred Hitchcock (Universal)

Cuando se habla de los Oscar y su reconocimiento a las mejores películas, directores y actores de la historia, siempre salen a la luz nombres míticos que por alguna razón no consiguieron hacerse con la ansiada estatuilla. Entre los directores, los dos más habituales suelen ser Alfred Hitchcock y Stanley Kubrick, pero la lista es más larga. Repasamos varios de ellos.

Alfred Hitchcock (1899-1980)

El mago del suspense es el ejemplo más claro de que, reconociendo grandes títulos, los Oscar a veces pueden no premiar todo lo mejor del cine en un año. Parece incomprensible que el director de obras como La Ventana Indiscreta (1954), Rebecca (1940), Psicosis (1960), Vértigo (1958), Con la Muerte en los Talones (1959) o Los Pájaros (1963) muriera sin ganar en ninguna ocasión la categoría de Mejor Director. Obtuvo cinco nominaciones en esta categoría para irse siempre con las manos vacías.

Stanley Kubrick (1928-1999)

Kubrick es otro claro ejemplo de gran director sin estatuilla. Consiguió cuatro nominaciones por ¿Teléfono Rojo? Volamos Hacia Moscú (1964), 2001: Una Odisea del Espacio (1968), La Naranja Mecánica (1971) y Barry Lyndon (1975) para acabar sin Oscar. Más otras ocasiones un tanto inexplicables en las que ni siquiera fue nominado por Atraco Perfecto (1956) o La Chaqueta Metálica (1987).

Orson Welles (1915-1985)

El reconocido director de Ciudadano Kane (1941), Sed de Mal (1958), La Dama de Shangai (1947) o El Extraño (1946) solo obtuvo por la primera la nominación a Mejor Director. Aunque ganó una estatuilla por el Guión Original de Ciudadano Kane, jamás pudo hacer el la categoría de Dirección.

Sidney Lumet (1924-2011)

El director de la inspiradora 12 Hombres Sin Piedad (1957) obtuvo, a parte de por esta obra maestra, otras tres nominaciones que acabaron sin premio. Fueron por Tarde de Perros (1975), Network (1976) y El Veredicto (1982).

Howard Hawks (1896-1977)

Este mito del cine clásico únicamente estuvo nominado por El Sargento York en 1941, pero acabo perdiendo frente a John Ford por Qué Verde Era Mi Valle (1941). Otros títulos notables del director por los que de manera sorprendente no llegó ni a estar nominado fueron La Fiera de mi Niña (1938), Sólo los Ángeles tienen Alas (1939), Luna Nueva (1940), Tener y no Tener (1944), El Sueño Eterno (1946), Río Rojo (1948) y Río Bravo (1959).

Otros grandes directores a lo largo de la historia que se quedaron sin nominación en la categoría de Dirección son Charles Chaplin, Robert Altman, Sergio Leone, Ernst Lubistch, Fritz Lang o Federico Fellini.

0

No hay comentarios ¿Te animas?