Cine

El hombre que se escondió 30 años de Franco en 'La trinchera infinita'

Carlos Losada

Foto: eOne

Viernes 1 de noviembre de 2019

2 minutos

Película protagonizada por Antonio de la Torre y Belén Cuesta

La trinchera infinita

Que la Guerra Civil ha proporcionado material suficiente como para filmar decenas de películas relacionadas con la contienda es un hecho que cualquier conocedor del cine español puede constatar. No en vano, hace unas semanas se estrenaba Mientras dure la guerra de Alejandro Amenábar.

En La trinchera infinita nos encontramos con una trama mucho más íntima, centrada esencialmente en dos personajes: Higinio y Rosa. Ambos son casi unos recién casados cuando se produce la revuelta militar y comienzan las hostilidades en toda España. Cuando el bando que a la postre saldría vencedor se hace con el pueblo del matrimonio, Higinio se encuentra en peligro por sus acciones a favor del lado republicano. Así que, ante el destino funesto que corren todos aquellos que se oponen o se han opuesto al nuevo régimen, decide esconderse con la inestimable ayuda de su mujer.

30 años en la sombra

El miedo hará que Higinio no se atreva a salir de su escondite, llevando a cabo una odisea interior que repercutirá tanto en la vida de su esposa, como en la de su hijo. Y no será hasta 1969, cuando se produjo la amnistía, cuando se saldrá “a la luz”, después de haber pasado media vida en su propia “trinchera infinita”.

Los encargados de filmar una película que ya se ha llevado numerosos elogios son los creadores de otros dos títulos muy destacados: Loreak y, sobre todo Handia, ganadora de 10 premios Goya. Hablamos de los directores Aitor Arregi, Jon Garaño y José Mari Goenaga, quienes han contado con dos actores sobresalientes para dar vida a la pareja protagonista.

En Antonio de la Torre y Belén Cuesta recae el mayor peso dramático de la historia, algo que supone una garantía para sacar adelante el trabajo de los tres creadores, más de actualidad que nunca con los últimos acontecimientos en torno a la exhumación del dictador Francisco Franco.

De la Torre y Cuesta

Antonio de la Torre se ha hecho un nombre de oro en la industria cinematográfica española. No en vano, con 13 nominaciones, tiene el récord de los premios Goya. Dos de ellas se convirtieron en premio, con AzulOscuroCasiNegro y El reino. Claro que el actor malagueño también ha destacado por sus papeles en Gordos, Balada triste de trompeta, Tarde para la ira o Que dios nos perdone.

Por su parte, Belén Cuesta es uno de los rostros de moda, muy popular por su innegable y fantástica vis cómica. Eso sí, esta sevillana muestra una gran capacidad para afrontar cualquier papel, como se ha podido comprobar en títulos como El aviso, La llamada, Ocho apellidos catalanes o la televisiva Paquita Salas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?