Cine

Orson Welles, el genio del cine que se enamoró de España

Carlos Losada

Lunes 6 de mayo de 2019

2 minutos

En el aniversario de su nacimiento, recordamos los mejores momentos de su vida

Orson Welles en 'El tercer hombre' (StudioCanal)

“Dirigir películas es un refugio perfecto para los mediocres”. Esta cita de Orson Welles muestra el carácter de uno de los genios cinematográficos del siglo XX. Probablemente lo recordarás entrado en carnes, con barba y fumando un gran puro, pues ese era el aspecto que solía tener en las largas estancias que pasaba en nuestro país, el lugar donde más feliz fue, según su hija y su esposa.

De hecho, las cenizas de Welles, que nació un 6 de mayo de hace 104 años, se esparcieron en la finca de su amigo el matador de toros Antonio Ordóñez, ubicada en Ronda (Málaga). Más allá de por su amor por España, merece recordar la vida y obra de este norteamericano porque consiguió marcar algunos hitos que quedarían en la retina de todos.

¡Que vienen los marcianos!

Solo con su voz y su estilo de narración consiguió convencer a muchos radioyentes de que los extraterrestres estaban invadiendo la Tierra. Realmente se trataba del clásico de H.G. Wells, La guerra de los mundos, pero su retransmisión resultó tan sublime que marcó un antes y un después en la historia de la radio.

Por la puerta grande en el cine

Este éxito le llevó a que se lo rifaran en las majors cinematográficas. Así que, con total libertad narrativa se lanzó a la creación fílmica. Y lo hizo a lo grande, con el rodaje de una de las mejores películas de todos los tiempos: Ciudadano Kane. En ella narra la historia de un magnate de la prensa que se basaba en una figura real, la de William Randolph Hearst.

Aparte de esta obra culmen, Welles mostró su buen hacer tras las cámaras en cintas inolvidables como en el thriller La dama de Shanghai –con Rita Hayworth, una de sus tres esposas–, la envolvente Sed de mal o en sus incursiones en las obras de William Shakespeare como Macbeth u Otelo.

De igual modo, Orson Welles apareció en múltiples películas, incluidas muchas de las que dirigió. Especialmente inolvidable es su papel como Harry Lime en la espléndida El tercer hombre, donde interpretaba a un contrabandista en la Viena de postguerra.

Mujeres, política y España

Las ideas políticas de Orson Welles le granjearon algunos problemas, especialmente en la época del macartismo y la caza de brujas contra quienes tenían ideas cercanas al comunismo. Eso hizo que viajara a Europa y conociera España, donde pasó mucho tiempo e incluso rodó películas.

En el amor también tuvo grandes historias. Y aunque su hija Rebecca Welles asegurara que el gran amor de su vida fue la actriz Dolores del Río, el cineasta estuvo tres veces casado: con Virginia Nicholson, con la legendaria Rita Hayworth y con la actriz Paola Mori.

Como curiosidades, hay que comentar que pertenecía a la Hermandad Internacional de Magos y la Sociedad de Magos Americanos y que cuando murió pesaba unos 160 kilos. "Tener o no un final feliz depende de dónde decidas detener la historia". Esto decía Orson Welles y para él se detuvo el 10 de octubre de 1985, a los 70 años.

0

No hay comentarios ¿Te animas?