Gastronomía

Cata de cervezas, una práctica manera de saber algo más de esta popular bebida

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 11 de mayo de 2019

2 minutos

Aprender a valorar los atributos de una cerveza es el objetivo de esta novedosa experiencia

Cata de cerveza

La cata de cerveza no es tan conocida como las que se realizan con el vino o como las, cada vez más demandadas, catas de aceite de oliva virgen pero, especialmente con el auge de las cervezas artesanas, esta experiencia cuenta cada vez con mayor aceptación.

Es una de las bebidas más consumidas en España, donde la caña y la tapa son pilar importante de la cultura gastronómica. Tal y como señala la Asociación Española de Cerveceros Artesanos Independientes (AECAI), cuatro son los elementos básicos de la cerveza: agua, malta, lúpulo y levadura, pero de esta simple combinación, a la que se pueden añadir múltiples ingredientes, y de un proceso determinado de elaboración, pueden salir infinidad de variedades llenas de matices que resulta interesante saber identificar y apreciar.

¿Cómo se hace una cata de cerveza?

Cada vez son más las empresas y los productores de cerveza que ofrecen cursos, talleres y catas para conocer algo más de esta bebida que, con moderación, puede resultar beneficiosa.

En una cata “amateur”, los participantes van a recurrir a todos sus sentidos para descubrir las características específicas de cada tipo de cerveza, aprendiendo a valorar aspectos muy diversos como el color, la textura, el sabor más dulce, amargo, afrutado…, la intensidad que le da la mayor o menor presencia de malta o lúpulo, los aromas volátiles, o el equilibrio existente entre el sabor directo en boca y el efecto retronasal que se aprecia una vez ingerida.

Al igual que ocurre con el vino, este es un mundo complejo y a la hora de degustar una cerveza, intentado captar cada uno estos y otros muchos matices relativos al proceso de fermentación y elaboración, el olfato, el gusto, a vista e incluso el oído entran en juego.

Según el tipo de cerveza

Existen tal variedad de cervezas que algunas catas se centran en un único tipo, por ejemplo: cervezas artesanas, negra, tostadas… pero lo normal es que en una primera cata pruebes distintas clases, generalmente entre 4 y 7 para ir familiarizándote con las diferencias básicas entre ellas.

La cata suele ir precedida de una explicación sobre el origen de esta bebida, sus cualidades y algunos aspectos interesantes sobre cómo se debe servir y tomar (temperatura idónea para cada tipo de cerveza, el papel de la característica espuma, el vaso, copa o jarra…). Por supuesto, no pueden faltar también nociones para un correcto maridaje con los distintos alimentos porque, ya se sabe, una buena cerveza es aún mejor con una rica tapa.

0

No hay comentarios ¿Te animas?