Gastronomía

¿Sabes cocinar falda de cordero glaseada? Te enseñamos la receta de este delicioso plato

David Vargas

Foto: Bigstock

Domingo 23 de mayo de 2021

4 minutos

La carne de cordero aporta minerales como el zinc, el fósforo y el hierro

¿Sabes cocinar falda de cordero glaseada? Te enseñamos la...
David Vargas

Foto: Bigstock

Domingo 23 de mayo de 2021

4 minutos

La receta que hoy te ofrecemos debe ser de consumo puntual, ya que el cordero posee unas 280 kilocalorías por cada 100 gramos, además de ser bastante graso (aunque esto último depende también de la cantidad y de la edad del animal). Sin embargo, la carne de cordero también aporta numerosos beneficios: sus proteínas son de alto valor biológico, es fácilmente digerible, tiene un alto contenido de ácido fólico y hierro y ayuda al sistema inmunológico. Te enseñamos a glasearlo para que puedas lucirte con la familia y los amigos.

Ingredientes para 4 personas

600 g de falda de cordero

2 cabezas de ajo

Aceite de girasol

Zumo de un limón

50 g de azúcar

10 g de salsa de soja

20 g de cebollino

Pimiento rojo seco

bigstock roasted lamb leg on wooden boa 411092911

Elaboración

Cortamos la falda en tiras siguiendo los huesos. Colocamos la carne en una olla y cubrimos de agua. Cocinamos durante 45 minutos a fuego lento y luego retiramos el agua. Reducimos el caldo, lo reservamos en frío y desgrasamos.

Para realizar el glaseado, pelamos los dientes de ajo, los picamos y los sofreímos en una sartén. Una vez dorados, los apartamos y reservamos. Colocamos el azúcar en la sartén y dejamos que se haga caramelo. A continuación, vamos añadiendo poco a poco el caldo de cordero caliente y vamos removiendo a la vez. Dejamos hervir durante 5 minutos y echamos el resto de los ingredientes.

Añadimos la falda de cordero al glaseado caliente y removemos para que la carne se impregne bien de la mezcla. Una vez listo, servimos el cordero en un plato y lo acabamos con cebollino y pimienta. Esta es la opción más fácil de cocinarlo, pero también se puede preparar al horno, siguiendo la receta más tradicional.

En este caso, podemos añadir verduras y patatas. Con esta cocción pausada conseguiremos un sabor más profundo y ese chup chup del guiso pausado que tanto reconforta. La cocción la haremos tapando la olla con papel de aluminio y haciendo un agujero para que haga de chimenea del vapor. La meteremos en el horno, donde se cocinará unas 3 horas aproximadamente a 150º C. No te olvides de darle al final del proceso tu sello personal añadiendo cebollino picado, nuez moscada o el ingrediente que más nos guste.

Sobre el autor:

David Vargas

David Vargas es periodista y redactor especializado en temas de ocio.

… saber más sobre el autor