Libros

La dermatóloga Whitney Bowe asegura que una piel radiante se consigue con un intestino sano

Teresa Rey

Foto: Ed. Urano

Domingo 30 de junio de 2019

1 minuto

En su libro 'Piel radiante, intestino sano' nos indica cómo debemos cuidar la dermis desde dentro

La dermatóloga Whitney Bowe asegura que una piel radiante se consigue con un intestino sano

Normalmente para lucir una piel radiante y saludable acudimos a cosméticos, cremas de todo tipo, tratamientos diversos, mascarillas o exfoliantes. Pero, ¿y si realmente no hiciera falta nada de ello? Esto es lo que nos plantea Whitney Bowe (@DrWhitneyBowe), la doctora en dermatología integrativa, estética y bienestar, una auténtica eminencia en la materia y una de las dermatólogas más conocidas y solicitadas de Estados Unidos. En su libro recientemente publicado Piel radiante, intestino sano (Ed. Urano @Ediciones_Urano), nos ofrece una forma diferente de cuidar nuestra piel: desde dentro.

El secreto

¿Cuál es el secreto de una piel radiante? Bowe lo dice claramente en su ejemplar: el secreto comienza por adquirir hábitos de vida sencillos donde se contemple una relación óptima entre intestino-cerebro-piel. Esta máxima es el alma de toda piel luminosa, es decir, conocer bien la vinculación que existe entre los microbios beneficiosos para el cuerpo, el cerebro y la piel.

Tal y como explica la autora hay una gran cantidad de microbios, conocidos como microbioma, que colonizan la piel y el intestino. Estos desempeñan un papel fundamental en la salud de nuestro organismo e incluso pueden afectar a la expresión del ADN. Es por ello que la doctora ha desarrollado un nuevo método de cuidados dérmicos en el que tiene en cuenta a este conjunto de seres y su relación con nuestro aparato digestivo. De hecho, hay una frase que define a la perfección este sistema: “Menos cosméticos y más probióticos”.

Dr Whitney Bowe

"Piel Bowe"

De este modo, la experta explica cómo tenemos que alimentarnos para cuidar la piel y qué vitaminas o minerales son lo que aportan más salud y vitalidad a nuestro órgano más extenso. Nos da las pautas para alcanzar lo que se conoce como piel Bowe, ofreciendo un programa de 21 días basado en la alimentación y el control de estrés.

Además de prestar atención a lo que comemos, la dermatóloga hace un repaso al tipo de cosméticos que usamos y otros rituales de belleza. Es por ello que incorpora consejos en cada caso y según la edad que tengamos. Del mismo modo, resalta la importancia de hacer ejercicio para la piel y los beneficios que implica este en la misma.

0

No hay comentarios ¿Te animas?