Cuídate

El ácido glicólico y sus posibles efectos beneficiosos para la piel madura

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 16 de mayo de 2019

2 minutos

Esta sustancia natural es un eficaz exfoliante utilizado en numerosos tratamientos estéticos

Ácido glicólico

El ácido glicólico es una sustancia química natural presente especialmente en algunas frutas, como la manzana o las uvas, y también en la caña de azúcar. Tal como señala la Fundación Piel Sana, pertenece al grupo de los Alfa-Hidroxiácidos (AHA), al igual que otros ácidos como el málico o el láctico, y suele ser ingrediente básico de numerosos tratamientos efecto peeling, cuyo objetivo es renovar las capas más superficiales de la piel.

A medida que cumplimos años, el proceso natural de renovación de las células externas cutáneas se ralentiza, una situación que va acompañada, además, de perdida de flexibilidad y tersura por un descenso en la producción y presencia de colágeno y elastina. El ácido glicólico resulta eficaz a la hora de conseguir desprender las células “muertas” que apagan el rostro, corrigiendo, además, pequeñas imperfecciones mediante un peeling químico más o menos profundo, según explica la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME)

¿Cómo actúa el ácido glicólico sobre la piel madura?

Existen distintos tipos de peelings, mecánicos o químicos, capaces de renovar eficazmente la piel, mediante su “descamación” superficial. El ácido glicólico está presente en numerosos productos cosméticos, especialmente en cremas y mascarillas exfoliantes, pero, hay que recordar que su empleo para un peeling químico requiere siempre un estudio previo del estado y de las características de la dermis para que resulte seguro y eficaz.

Este tipo de tratamientos es aconsejable para casos muy concretos, como por ejemplo la presencia de manchas cutáneas, arrugas superficiales, como las que pueden aparecer en la zona externa de los ojos (patas de gallo) o falta de luminosidad en el rostro. Expertos en estética afirman además que el ácido actúa favoreciendo la reactivación en la formación de colágeno aunque, en ningún caso se trata de una sustancia de relleno.

Este ácido, que puede tener efectos secundarios, como enrojecimiento de la piel y escozor, utilizado para exfoliar la piel en profundidad, siempre debe ser aplicado por médicos especialistas en dermatología y/o medicina estética, porque aunque sea una sustancia natural no hay que olvidar que puede llegar a causar quemaduras cutáneas.

Si presentas áreas de piel con hiperpigmentación o líneas de expresión que quieres suavizar, los actuales tratamientos con ácido glicólico son una alternativa a tener en cuenta siempre consultando previamente con el especialista.

0

No hay comentarios ¿Te animas?