Ocio

Los 10 monumentos de España cuya visita es imprescindible

65ymás

Martes 16 de julio de 2019

6 minutos

Pocos países del mundo reúnen de manera tan compacta tantos estilos arquitectónicos

Alhambra de Granada

España es el paraíso de la arquitectura. Pocos países del mundo reúnen de manera tan compacta tantos estilos arquitectónicos y edificios tan sobrecogedoramente bellos. Pasear por cualquiera de sus ciudades es como emprender un viaje por el tiempo a través de sus calles adoquinadas, monumentos históricos y piezas arquitectónicas únicas. En este ranking te presentamos los 10 monumentos imprescindibles de nuestro país, los más icónicos, los que hay que visitar sí o sí al menos una vez en la vida.

1. Catedral de Burgos

Catedral de Burgos

La Catedral de Burgos es uno de los más bellos monumentos del arte gótico y ha merecido el título de Patrimonio de la Humanidad (1984). La Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María de Burgos se comenzó a construir en 1221, siguiendo patrones góticos franceses. Tuvo importantísimas modificaciones en los siglos XV y XVI, como las que afectaron a las agujas de la fachada principal, la Capilla del Condestable y el cimborrio del crucero, elementos del gótico avanzado que dotan al templo de su perfil único e inconfundible. Las últimas obras de importancia (realizadas en la Sacristía o la Capilla de Santa Tecla) pertenecen ya al siglo XVIII, siglo en el que también se modificaron las portadas góticas de la fachada principal. El estilo de la catedral es el gótico, si bien posee, en su interior, varios elementos decorativos renacentistas y barrocos. La construcción y las remodelaciones se realizaron con piedra caliza extraída de las canteras de la cercana localidad burgalesa de Hontoria de la Cantera. Fue declarada Monumento Nacional el 8 de abril de 1885 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 31 de octubre de 1984, siendo además la única catedral española que tiene esta distinción de la Unesco de forma independiente, sin estar unida al centro histórico de una ciudad.

2. Alhambra de Granada

Los mejores atardeceres de España Alhambra (Bigstock)

Las primeras fechas aproximadas de su existencia datan del 666, cuando quedó constancia por escrito de un emplazamiento militar en la zona dónde se ubica la Alhambra. Fue palacio, ciudadela y fortaleza, residencia de los sultanes nazaríes y de los altos funcionarios, servidores de la corte y de soldados de élite. Fue incluida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1984. Desde entonces, más de dos millones de turistas la visitan cada año para transportarse a siglos pasados que atesoran sus muros, estancias y jardines.

3. Mezquita de Córdoba

Mezquita de Córdoba
Una de las ciudades que mejor ha conservado el arte islámico es Córdoba. Su mezquita, reconvertida a cristianismo en el siglo XIII, es el elemento más influyente de este arte. Fue construida en cuatro fases entre el año 786 al 988, sobre un terreno perteneciente a la basílica visigoda de San Vicente del que tomaron materiales como capiteles, fuste y columnas. La mezcla de estilos, impuesta por su reconversión de mequita a catedral cristina ha hecho de ella un monumento único y sin parangón en el mundo. Casi dos millones de personas visitan la Mezquita, que fue incluida en la UNESCO en 1994.

4. Catedral de Santiago de Compostela

Turismo Religioso. Catedral de Santiago De Compostela

La catedral de Santiago es el final del viaje de los peregrinos y su monumentalidad se alza digna de tal merecimiento. Es una obra clave del románico en la que confluyen, sin embargo, numerosos estilos arquitectónicos. La construcción de la catedral se inicia en el año 1075, bajo el reinado de Alfonso VI y promovida por el obispo Diego Peláez. Las obras se llevaron a cabo con la dirección del maestro Esteban sobre los restos de antiguos templos erigidos en devoción al santo. Fue construida con tres naves y planta de cruz latina, en una superficie de unos 8.300 metros cuadrados. Sus múltiples ampliaciones han aunado en el edificio diversos estilos arquitectónicos (románico, gótico, barroco, plateresco y neoclásico). El Pórtico de la Gloria es su entrada principal. Fue construida por el Maestro Mateo en el 1188 y alberga dos centenares de figuras alusivas al Apocalipsis. En ella, la figura del Apóstol Santiago parece dar la bienvenida a los peregrinos, sostenido en una columna desde el parteluz. La fachada del Obradoiro de la Catedral es obra de Fernando de Casas y Novoa, y está considerada como una de las expresiones máximas del barroco español. El Altar Mayor es también de estilo barroco y, bajo el mismo, está la cripta del Apóstol Santiago.

5. Acueducto de Segovia

Segovia

El Acueducto de Segovia es uno de los monumentos históricos más increíbles de España. Fue construido por los romanos entre el siglo I y IIpara llevar el agua desde la sierra hasta Segovia. Todavía hoy impresiona su grandeza. Tiene 167 arcos de piedra granítica del Guadarrama, formados por sillares unidos sin argamasa mediante un ingenioso equilibrio de peso. Es un monumento histórico que ha perdurado a través del tiempo y que no deja de impresionar por su inmensidad y belleza.

6. Muralla de Ávila

Fin de semana en Ávila

La muralla de Ávila es el recinto amurallado mejor conservado del mundo. Es una cerca militar románica que rodea el casco antiguo de la ciudad de Ávila. Fue construida entre los siglos XI y XIV para prevenir ataques musulmanes a la ciudad. Con su construcción se quería lograr la separación del mundo salvaje y el civilizado, por lo que fue testigo de muchas batallas y conflictos, sin embargo aún se mantiene en pie. Actualmente el casco antiguo, la muralla y las iglesias situadas extramuros han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad.

7. Catedral de Toledo

Catedral de Toledo

La catedral de Santa María, llamada también Catedral Primada de España, es un templo católico de arquitectura gótica en Toledo, considerado por algunos como el opus magnum​ de este estilo en España. Su construcción comenzó en 1226 bajo el reinado de Fernando III el Santo y las últimas aportaciones góticas se dieron en siglo xv cuando en 1493 se cerraron las bóvedas de los pies de la nave central, en tiempos de los Reyes Católicos. Está construida con piedra blanca de Olihuelas.

8. La Giralda de Sevilla

Restaurante en Sevilla (BigStock)

La Giralda es el nombre que recibe el campanario de la Catedral de Santa María de la ciudad de Sevilla. Los dos tercios inferiores de la torre corresponden al alminar de la antigua mezquita de la ciudad, de finales del siglo XII, en la época almohade, mientras que el tercio superior es un remate añadido en época cristiana para albergar las campanas. En su cúspide se halla una bola llamada tinaja sobre la cual se alza el Giraldillo, estatua que hace las funciones de veleta y que fue la escultura en bronce más grande del Renacimiento europeo. La Giralda, con sus 101 m, fue durante siglos la torre más alta de España y actualmente lo sigue siendo de la ciudad, así como una de las construcciones más famosas de toda Andalucía. El 29 de diciembre de 1928 fue declarada Patrimonio Nacional y en 1987 integró la lista del Patrimonio de la Humanidad.

9. La Sagrada Familia de Barcelona

La Sagrada Familia de Barcelona

Hace apenas dos años desbancó a la Alhambra como el monumento más visitado en nuestro país. El año pasado recibió más de 4,5 millones de visitantes, ansiosos por ver esta obra magistral de Gaudí (aún inacabada). La construcción de la Sagrada Familia comenzó en 1882. Tras su muerte, el encargado de terminar su última visión fue Domingo Sugrañes, pero tras el estallido de la Guerra Civil, la cripta dónde se encontraban las maquetas y esbozos para continuar con la construcción, fueron quemados. No fue hasta 1944 cuando prosiguieron las obras. En 2005, la UNESCO declaró la fachada del Nacimiento y la cripta Patrimonio de la Humanidad incluyéndola dentro del apartado de “Obras de Antonio Gaudí” que fue inscrito en 1984.

10. La Puerta de Alcalá de Madrid

La Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad de Madrid. Se encuentra situada en el centro de la rotonda de la Plaza de la Independencia, junto a la Fuente de Cibeles y el Parque del Retiro. La puerta daba acceso a aquellos viajeros que entraban antiguamente en la población desde Francia o Aragón.​ Fue construida por mandato de Carlos III en sustitución de otra puerta anterior que existía ya desde el siglo XVI.​ El diseño y obra pertenece al arquitecto italiano Francesco Sabatini.​  Es de estilo neoclásico y aspecto monumental similar a los Arcos de Triunfo romanos, se erigió mirando su exterior a oriente en el año 1778. La puerta ha sido posteriormente restaurada en cinco ocasiones en más de dos siglos de existencia, siendo la última a finales del siglo XX. La originalidad de su fábrica consiste en ser el primer arco de triunfo construido en Europa tras la caída del Imperio romano,​ siendo precursor de otros como el Arco de Triunfo de París y la Puerta de Brandeburgo en Berlín.

0

No hay comentarios ¿Te animas?