Música

Fortu: "Que nadie se olvide de que los que ahora tenemos 65 años somos unos chavales"

Antonio Castillejo

Sábado 9 de noviembre de 2019

9 minutos

Hablamos de su carrera, está apunto de sacar nuevo disco con Obús, y de la vida de los mayores

Fortu, cantante de Obús: "Que nadie se olvide de que los que ahora tenemos 65 años somos chavales"

Fructuoso Sánchez Prado "Fortu" (Burgos 1954) es el tan veterano como popular compositor y vocalista de la mítica banda de hard rock Obús, nacida en 1981, que acaba de terminar la grabación de su nuevo y esperado disco.

Fortu

PREGUNTA: Naciste en Burgos pero te criaste en Vallecas. ¿Uno es de dónde nace o de dónde vive?

RESPUESTA: Yo creo que uno es de dónde nace, es lo que llevas dentro. Pero yo me he criado en Vallecas y realmente es lo que más quiero, pero Burgos me tira mucho. Son amores diferentes.

P.: La primera guitarra te la regalaron tus padres el día de tu primera comunión ¿Recuerdas cómo era? ¿La conservas?

R.: No la conservo. Era una guitarra de las que te tocaban en la tómbola, como la muñeca chochona y cosas así. Mi madre lo hizo con toda la ilusión del mundo y atravesando unas condiciones económicas malas porque venimos de una familia obrera muy humilde. A mí me encantó y me pasaba las horas tocando en vez de ir con los amiguetes a desparramar. Creo que mi madre lo hizo para retenerme en casa con la guitarrita y no estuviera dando tumbos por ahí.

P.: Pues no te retuvieron mucho porque con 15 años formaste tu primera banda, Nudo…

R.: Eso es lo que no sabía mi madre, que al darme la guitarra también me dio mucha libertad y muchas alas. Lo de Nudo para mí fue una experiencia positiva. Con 15 añitos te vas al Festival de Benidorm, te presentas con una canción propia... 

P.: Lo último que se me hubiera pasado por la cabeza es que Fortu actuase en el Festival de Benidorm...

R.: Pues es algo muy normal. Ten en cuenta que en aquella época el rock and roll estaba totalmente censurado en España. Había un desconocimiento cultural enorme de lo que era el rock. Lo único que algunos músicos podíamos escuchar en ciertos medios era Rolling Stones, Beatles y poco más, gente como Slade, Creedence Clearwater Revival, Led Zeppelin o The Easybeats, la banda que fundó George Young, el hermano de Angus, su Friday on my mind fue una de las canciones de mi infancia… Es lo que teníamos.

P.: Tras aquello llegó la mili y allí conociste a un tal Rosendo Mercado. Os juntasteis el fuego y la pólvora…

R.: Sí (Risas). Estuvimos en la época de la 'Marcha Verde', coincidimos en Tenerife, en Hoya Fría, que fue donde hicimos el campamento. Rosendo era un chaval que estaba también siempre con la guitarra a cuestas y tuvimos nuestros, entre comillas, primeros contactos musicales.

P.: Después llegó Luz y una larga lista de formaciones...

R.: Después hice muchísimas cosas antes de Obús, monté Luz, también tuve una banda que se llamaba Virginia and the Crazy Band con la que hacíamos temas de Janis Joplin, después hice una banda que se llamó Araxes en la que estábamos dos cantantes y a raíz de ahí formé parte de Union Pacific para finalmente crear Obús en 1979 principios de 1980 y ahí fue cuando el nombre de Fortu comenzó a ser conocido.

Obús en 1982. "Prepárate"

P.: En Union Pacific conociste a Francisco Laguna y Fernando Sánchez y junto a Juan Luis Serrano, que venía de Red Box, nació Obús. ¿Cómo fueron aquellos tiempos?

R.: Fueron Paco y Juan Luis los que decidieron hacer una banda que se llamase Obús y nos preguntaron a Fernando y a mí si queríamos formar parte. Dijimos que sí, porque en Union Pacific lo que se hacía eran más bien versiones de Deep Purple, Uriah Heep, Grand Funk, nos encantó la idea de meternos a componer nuestras propias canciones y acertamos. 

P.: 1981 nos trajo un golpe de estado pero también el emblemático y mítico primer disco de Obús, 'Prepárate', ¿cómo nació este histórico disco?

R.: (Risas). Ambas cosas sí. El disco porque presentamos nuestras canciones al concurso Villa de Madrid y ganamos el primer premio que era la grabación de un disco en Chapa Discos, la división de Zafiro que daba una oportunidad a las bandas de rock de aquella época. Nos vieron actuar en el campo del Rayo Vallecano, que teníamos muchos seguidores, que a la gente le molaban las canciones. Conocimos al productor Luis Soler, de Zafiro, que era íntimo amigo de Tino Casal y fue a vernos a Vallecas, con ese look que llevaba en aquellos tiempos era el 'rompecuellos' del barrio porque todo el mundo se volvía para mirarle. Fue una gran experiencia por todo lo que Luis y Tino nos enseñaron.

P.: Mucha gente no sabrá que Tino Casal era vuestro productor musical…

R.: Sí, lo fue. Fue productor, se pasaba la vida dentro de un estudio de grabación y a mí me enseñó mucho. Era músico, estilista, pintor... un completo artista, pero en aquel momento no era conocido, no había hecho ningún disco. Fue un año después de sacar el nuestro, cuando Tino lanzó su famoso Champú de huevo y dio el pelotazo. Se pasaba el día pensando en la música, recuerdo que le operaron desde el tobillo a la cadera porque tuvo una infección inmensa tras una torcedura de tobillo, aunque dijeron que tenía SIDA, lo que no es cierto, estaba todo el día en la cama con su prótesis de cadera y componiendo con su teclado. No se estaba quieto ni muerto.

P.: ¿Por qué terminó vuestra relación musical con Tino Casal?

R.: En aquella época había muchísimas rivalidades de tribus urbanas, algo que hoy ya no existe, y no entendían que Tino Casal, que aquellos años era el rey del tecno, el nuevo romántico por excelencia, podía ser nuestro productor. La presión fue tan grande que en nuestro tercer disco, por culpa de seguidores, discográficas y medios, nos vimos obligados a romper con esa relación musical, pero no con el respeto, el cariño y el amor que nos teníamos, porque para mí Tino, además de productor, fue un gran maestro y mi gran amigo, le amo. Se perdió mucho arte en aquel accidente que le costó la vida, por lo que aportó y por lo que podía seguir aportando a la música.

Tino Casal con Obús en el estudio de grabación

 

P.: ¿Cómo recuerdas la España de aquellos primeros 80?

R.: Fue una etapa de cambio importante para el país con la transición, con nuevos movimientos, con Tierno Galván, el mejor alcalde que hubo en España, era el socialismo puro y duro, parecía que íbamos a tener un socialismo como Dios manda, pero luego nos decepcionamos, a pesar de lo cual he sido y seguiré siendo socialista a pesar de haber tenido muchas decepciones con políticos socialistas. Les dimos nuestro voto y nuestro corazón y muchos españoles nos sentimos engañados. Pero hay que recuperar aquel viejo espíritu con las nuevas generaciones y dar otra oportunidad a la democracia, aunque la España que hoy tenemos es un poco hipócrita, los políticos de hoy son mucho prometer y luego nada, pero hay que seguir luchando para que el país y el pueblo vayan a mejor. Espero vivir, aunque uno ya tiene una edad, un nuevo tiempo sin sinvergüenzas, ladrones y corruptos porque este es un país que no se merece eso.

P.: En 1995 dejas Obús y llegas a Saratoga con los que grabas dos discos, pero ¿por qué echaste el cierre, aunque momentáneamente, a la banda?

R.: No fue un cierre, nos tomamos un descanso. La banda decidió hacer otras cosas, porque musicalmente no paramos. Han sido muchos años de convivencia entre cuatro personas. En una pareja a veces hay complicaciones e incluso hay veces que no te llevas bien contigo mismo y discutes tú solo, con un cuarteto pasa lo mismo y decidimos tomarnos un descanso, dedicarnos a otras cosas. Fue entonces cuando hice Saratoga con Jero Ramiro, Niko Del Hierro y con Joaquín "el niño" Arellano, una gran experiencia con dos discos detrás, pero echaba mucho de menos a mi banda. 

Fortu.

 

P.: ¿Cómo fue el reencuentro con Obús?

R.: Fue un día de mi cumpleaños. La banda vino a verme y ahí decidimos la vuelta. La gente de Saratoga son maravillosas personas, grandes músicos y grandes amigos, pero mi corazón me decía que tenía que volver a Obús.

P.: También has tenido proyectos en solitario, ¿estás satisfecho con ellos?

R.: Sí, por supuesto. Ha sido una experiencia y me siento muy orgulloso de mi disco en solitario Tras tus huellas. Tuve una super banda con Tomy Aldridge en la batería, Pepe Bao al bajo y Carlos Creator en la guitarra. Fue una producción de primera línea a nivel internacional y una composición muy diferente a lo que hacía con Obús o Saratoga. Estoy realmente satisfecho, a mí me sirvió de mucho como tantas otras cosas que tengo en la cabeza, eso de ser un culo inquieto también lo aprendí de Tino Casal, tener siempre cosas, estar siempre aprendiendo, escribiendo.

Fortu   %22Tras tus huellas%22

 

P.: ¿Qué sentías hace 40 años sobre un escenario y que sientes ahora?

R.: El sentimiento es el mismo y la ilusión también. Esas maripositas, ese nerviosismo, ese cosquilleo antes de subir a un escenario lo sigo teniendo y espero no perderlo porque si lo perdiese habría perdido mi sentimiento hacia el rock y eso no va a pasar. Es cierto que he ganado en experiencia y que cuando eras más joven eras más loco y no te das cuenta de la responsabilidad musical que tienes y más en una persona como yo que al ser cantante tiene que cuidarse al cien por cien, pero cuando eres joven haces todo lo contrario. Son los años los que te hacen ver que quieres seguir cantando, seguir demostrando que sabes componer y tienes fuerza sobre un escenario. No me quiero jubilar, no quiero hacerme mayor fuera de un escenario, engordando delante de un televisor, descuidándome y dejando de vivir la vida. Parece que cuando te jubilas piensas que ya lo has hecho todo y no es así, estás muy equivocado. A mis 65 años tengo mucho por hacer y por ofrecer. Estoy en un momento pletórico de mi vida, fuerte, feliz, con ganas de hacer muchas cosas.

Fortu con Obús
 
P.: Entre ellas, supongo, el nuevo disco de Obús. ¿Para cuando estará?

R.: El disco acabamos de terminarlo y créeme, va a ser la bomba. Sólo falta masterizarlo. Creo que va a ser una gran sorpresa. Son temas muy variados pero siempre en nuestra línea de hard rock que incluye también una gran balada. No puedo adelantar mucho porque no quiero perder el factor sorpresa, pero la gente va a flipar y yo estoy como un chavalito con zapatos nuevos. 

P.: ¿La gente a veces se lía con lo que es hard rock y lo que es heavy metal?

R.: Sí, la gente se hace un poco de lío con el heavy y el hard, Obús es una banda de hard rock de toda la vida. Nosotros empezamos haciendo rock and roll, pero no rock clásico sino hard rock, luego apareció el heavy metal y nos metieron dentro de él. Yo me siento orgulloso de que me digan que hago heavy metal, pero Obús no lo hace, hacemos hard rock.

Fortu en  ¡Mira quién salta!

 

P.: En 2012, fuiste a televisión como defensor de tu hija Ariadna Sánchez por su participación en 'Gran Hermano' y después vinieron '¡Mira quién salta!', 'Supervivientes', 'Ven a cenar conmigo', 'Tu cara me suena' y éste mismo año 'Gran Hermano Dúo' junto a Yolanda, tu mujer. ¿Cómo resultaron estas experiencias?

R.: Yo siempre he estado en televisión por una cosa o por otra, en el Un, dos, tres, por ejemplo, Obús tocó dos veces, hemos estado en telediarios, en todo tipo de programas y todo aquello era como un poco familiar, pero telerrealidad no había hecho y le estoy muy agradecido a Telecinco y Mediaset por haberme dado esa oportunidad. La gente cree que todo empezó cuando me vieron defendiendo, entre comillas, a mi hija en Gran Hermano y lo cierto es que a mi me llamaron porque en la productora Cuarzo me vieron con Pilar Rubio en un concierto y nos sacaron en Lecturas. A partir de ahí me llamaron para Mira quién salta y luego llegaron todos los demás. Cómo en este país no hay cultura de hard rock hay mucha gente que me ha conocido a través de estos realities y concursos. Y debo decirte que a mí me molan estos concursos, me lo paso bien, me divierto y pagan bien. 

Fortu en Supervivientes.

 

P.: Ya has cumplido 65 años y por tanto perteneces a ese grupo de edad que en España suma más de nueve millones de personas ¿Cuál crees que es el mayor problema de los mayores?

R.: El peor de todos son las pensiones, habría que subirlas, demasiado han pasado ya los mayores dando el callo para que luego con su pensión no puedan pagar una calefacción en invierno o el agua y tengan que vivir en malas condiciones. Otro problema es el de la discriminación hacia los mayores, porque el respeto a la persona mayor desgraciadamente se está perdiendo. Por otra parte, el otro día escuché que una mujer llevaba 15 años muerta en su casa y nadie lo sabía, me da mucha pena esa soledad, los mayores deberían recibir ayudas de ayuntamientos o del gobierno para evitarlo. Tenemos que cuidarlos al igual que ellos nos cuidaron a nosotros. Además, los mayores tienen mucho que contar. A todos nos debería gustar llegar a mayores y, por desgracia, todos conocemos a gente que no lo ha hecho y se ha quedado en el camino. Yo soy mayor, sí, y espero llegar a ser mucho más mayor, porque quiero contar muchas cosas todavía y quiero seguir estudiando porque ser mayor no significa que dejes de formarte en lo que te apetezca.   

P.: Evidentemente a ti no hay que recomendarte un envejecimiento activo porque no paras, pero ¿qué raconsejarías a los que no pueden o no quieren llevar tu marcha?

R.: Que hagan un esfuerzo porque sí se puede. Lo que tienen que hacer es levantarse del sillón y salir a caminar y a ver amigos, convivir con la gente de su entorno, tomarse su vino, su cerveza o lo que les dé la gana, pero no quedarse encerrados en casa aunque se sientan mayores o se sientan solos o desprotegidos. Que nadie se olvide de que los que ahora tenemos 65 años somos unos chavales.

1
Wizarin Hace 3 días
Buenísima entrevista.