Música

Mejores marchas procesionales y saetas de Semana Santa

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 30 de marzo de 2020

3 minutos

Estas composiciones son capaces de emocionar a todo el que las escucha en los pasos de Semana Santa

Mejores marchas procesionales y saetas de Semana Santa

La Semana Santa es época de un profundo sentimiento religioso. Cientos de procesiones se celebran por toda España -aunque este año por causa de la pandemia de coronavirus se hayan suspendido- y supone un momento culmen para numerosos católicos, que se dejan imbuir por el momento de ver el paso recorrer las calles de sus localidades acompañado de un música capaz de meterse en sus entrañas.

De hecho, son muchas las personas que cuando escuchan alguna de las marchas o saetas que se tocan estos días se emocionan de tal modo que no es de extrañar ver cómo las lágrimas recorren sus rostros.

Saetas y marchas procesionales

Son los dos géneros por antonomasia de la Semana Santa. De las primeras podemos explicar que son temas generalmente cantados y que en la actualidad las que solemos escuchar son las saetas flamencas. Entre estas las hay “por seguiriyas”, que son las que más se suelen cantar y que se llaman de este modo porque tienen un ritmo similar a ese tipo de composición (la seguiriya), y las carceleras, que suenan con mayor alegría.

En cuanto a su composición, las saetas suelen incluir cuatro o cinco versos octosílabos que obviamente tienen una temática religiosa. “La saeta es un canto religioso muy habitual sobre todo en el sur de España y se suele cantar en descansos y cuando para la banda de música”, explica Alfonso Hidalgo, director de la Banda de Música Villa de Madrid.

Respecto a las marchas procesionales cabe señalar que su estructura musical cuenta con tema, desarrollo, trío y reexposición del tema. Este tipo de composiciones se crearon a partir de la segunda mitad del siglo XIX como marchas fúnebres. Ese espíritu, por lo tanto, es perfecto para acompañar las procesiones en las que se recuerda la pasión de Cristo antes de ser crucificado por los romanos en el Monte del Calvario (también conocido como Gólgota). De ahí que se haya popularizado en la Semana Santa.

Los temas más bonitos

Una vez explicados levemente los dos géneros que acompañan a las procesiones españolas, pasamos a conocer y escuchar las composiciones más populares y emotivas.

‘La Madrugá’ de Abel Moreno

Compuesta por Abel Moreno en el año 1987, La Madrugá es una de las mejores marchas procesionales que se han creado. De hecho, es la obra culmen de su autor, que además de esta maravilla también ha creado otras tan conocidas como Cristo de la presentación, Macarena o Cristo de la Agonía, por poner solo algunos ejemplos. Tal y como ha expuesto en algunas ocasiones el propio autor onubense natural de Encinasola, “la inspiración musical vino de la misma madrugá sevillana, esa noche tan importante de nuestra Semana Santa”. 

‘A ti Manué’ de Juan José Puntas

De gran belleza también es esta composición que Juan José Puntas realizó en el año 1990. Dedicada en un principio a su padre y después a la Hermandad de los Gitanos, destaca por ser una de las más interpretadas, algo que no es de extrañar al constatar la calidad de la misma. 

 

‘Amarguras’ de Font de Anta

Otra de esas marchas por las que no parece pasar el tiempo. De hecho, el año pasado cumplió 100 años, ya que Manuel Font de Anta la creó en el año 1919. Este autor sevillano también compuso otros temas destacados como Camino del Calvario, La Caridad y Soleá dame la mano. Eso sí, Amarguras es un auténtico himno en la Semana Santa sevillana. 

 

‘Callejuela de la O’ de Paco Lola

Martín Salas se encargó de hacer en el año 2003 la adaptación para banda de esta magnífica marcha creada por Francisco Joaquín Pérez Garrido, más conocido como Paco Lola, y que está basada en la bulería Amanecer en Triana, que él mismo creó. No en vano, este músico es natural de este barrio sevillano. 

‘Rocío’ de Ruiz Vidriet

Otras de las composiciones típicas de las procesiones de Semana Santa es esta composición de Manuel Ruiz Vidriet, la cual está dedicada a la Virgen del Rocío de Ayamonte (Huelva). Destaca sobre todo el uso de un único flautín. 

‘Hossana in Excelsis’ de Óscar Navarro

Una de las composiciones más recientes es esta obra estrenada en el año 2009, a la que su autor, el alicantino Óscar Navarro, le otorga una solemnidad que queda perfectamente mostrada en las trompas. 

 

¿Cuáles le gustan a un director de banda?

Cuando preguntamos a Alfonso Hidalgo por cuáles son las marchas más bonitas, nos comenta que “la gran marcha por antonomasia desde que se compuso es La Madrugá. de don Abel Moreno. También me gusta mucho Mesopotamia, de José Vélez García, autor también de una obra muy conocida como es Jerusalén. Asimismo, hay otra que se toca mucho y que podría considerarse el himno de Jaén. Hablo de Nuestro Padre Jesús, a la que los habitantes de esta ciudad denominan coloquialmente como El Abuelo". 

 

Por supuesto, hay muchas obras que merecen ser recordadas, como La saeta de Joan Manuel Serrat (instrumentada para banda por Luis Mejías), Mater Mea de Ricardo Dorado, Pasan los campanilleros de Manuel López Farfán, Macarena de Emilio Cebrián Ruiz, etc.

0

No hay comentarios ¿Te animas?