Televisión

'Caída y auge de Reginald Perrin': el inicio de la "sitcom" británica en los 70

Marco Herrera

Miércoles 20 de marzo de 2019

2 minutos

La serie se emitió en la BBC1 y son las adaptaciones de novelas escritas por su propio creador

Rossiter como Reginald Perrin (BBC)
Marco Herrera

Miércoles 20 de marzo de 2019

2 minutos

En septiembre de 1976 la BBC estrenaba una comedia de situación basada en la serie de novelas escritas por David Nobbs, a la postre creador de la teleserie. El actor Leonard Rossiter daba vida a Reginald Perrin, permaneciendo en antena dos años y medio. Algunas de sus subtramas ya filmadas fueron omitidas por la cadena por considerar que era un humor demasiado negro y arriesgado para la televisión tradicional.

Argumento

La serie cuenta el día a día, tanto en el trabajo como en su propia casa, de Reginald Perrin, un gerente de 46 años que trabaja en Londres en Sunshine Desserts. Perrin es un tipo desencantado tanto por un trabajo para el que se considera inútil y el cual no le motiva lo más mínimo como por una vida en las afueras de la gran ciudad marcada por la monotonía. La sitcom se introducía así en las insulsas vidas de la gente de mediana edad y clase media británica, parodiando y poniendo en evidencia el modus vivendi de estos.

En sus capítulos podemos ver al protagonista viviendo todo tipo de situaciones rutinarias que le irán provocando un profundo hartazgo sobre quienes le rodean y, sobre todo, sobre su propia vida. Comentarios sarcásticos, mal humor y situaciones disparatadas son habituales en cada episodio de la serie.

Influencia

A pesar de su corta emisión, la serie contó en 1996 con una temporada extra llamada El Legado de Reginald Perrin, más de una década después de la muerte de Rossiter, actor principal del título. La serie no obtuvo el respaldo del público, sobre todo por la ausencia de Rossiter, quien aportaba gran parte del carisma de la sitcom.

Aun así, su versión original llevó a la cultura popular británica frases ya convertidas en clásicos, como la disculpa por llegar tarde al trabajo que Perrin ofrecía a su jefe y que comenzaba con "No llegué a donde estoy hoy...". A día de hoy la versión en DVD lanzada por la BBC se considera casi obligatoria para aquellos amantes de las comedias de situación, y la serie se ha convertido en una ficción de culto, que se toma como referente por cómicos y guionistas de televisión actuales.