Televisión

'Un, Dos, Tres', el gran programa de la historia de la televisión en España

Marco Herrera

Domingo 3 de marzo de 2019

2 minutos

El programa creado y dirigido por Chicho Ibáñez Serrador marcó una época en la televisión española

'Un, Dos, Tres', el gran programa de la historia de la televisión en España
Marco Herrera

Domingo 3 de marzo de 2019

3 minutos

Era el 24 de abril de 1972 cuando en Televisión Española daba comienzo un concurso completamente novedoso para la noche de los viernes; preguntas sobre cultura general, humoristas, azafatas, actuaciones musicales y un apartamento en Torrevieja al fondo. El Un, Dos, Tres... Responda otra vez ponía cada semana a millones de españoles frente a la pantalla con una fórmula ágil, variada y, sobre todo, muy divertida.

Historia y presentadores

El programa creado por el mítico Chicho –que ya había probado el éxito en la cadena pública con Historias para no dormir– empezaba con el peruano Kiko Legard como primer presentador. Seis años llevó el mando, hasta que TVE dejara en la nevera el Un, Dos, Tres desde 1978 hasta 1982. Pero esos cuatro años no fueron suficientes para que los españoles olvidaran aquella exitosa fórmula de concurso mezclado con un poco de todo y la vuelta en el 82 con Mayra Gómez Kemp volvió a ser un rotundo éxito. Además, de aquellos dos primeros periplos salieron multitud de artistas que luego se hicieron populares en diversas disciplinas, como las actrices Victoria Abril, Silvia Marsó o Lydia Bosch; el mago Juan Tamariz o los humoristas El Dúo Sacapuntas, Bigote Arrocet, Fedra Lorente o Las Hermanas Hurtado.

Una de las claves del programa fue la existencia de La parte positiva y de La parte negativa: a la primera pertenecían las azafatas y a la segunda Don Cicuta, que más tarde fue sustituído por la Viuda de Poco, la Seño y Mari Puri (Las hermanas Hurtado) y el pueblo de todos ellos, Tacañón del todo. La primera mascota del programa fue la mítica calabaza Ruperta.

Tras un receso de tres años, desde 1988 hasta 1991, de nuevo Ibáñez Serrador volvía esta vez en la piel de Jordi Estadella y Miriam Díaz Aroca. Misma fórmula y casi mismo éxito en una televisión y un país muy diferentes al de 1972. TVE dio otros retos a los presentadores tras dos temporadas con muy buenos índices de audiencia y sería José María Bachs quien dirigiera el programa entre 1993 y 1994. En 2004 hubo otro intento por recuperar la fórmula con Luís Larrodera, pero no acompañaron ni las audiencias ni las críticas a lo que parecía la misma fórmula pero con poca sustancia.

Formato

  • Primer fase: Preguntas y respuestas. En esta fase concurrían varias parejas y tenían que responder a preguntas de respuesta múltiple durante 45 segundos. Las respuestas siempre debían comenzar nombrando el ejemplo que el presentador leía en la pregunta y después dar tantas respuestas acertadas como les diese tiempo.  "Digan nombres de colores, como por ejemplo el azul". Sólo podían decir una palabra, sin repetir ninguna y de forma alternativa, un miembro de la pareja no podía dar dos nombres seguidos.
  • Segunda fase: La eliminatoria. La mecánica de esta fase era completamente distinta de un programa a otro. Siempre eran pruebas físicas y de habilidad que iban en sintonía con la temática de cada programa.
  • El juego de consolación. Era como un juego de mesa pero en un gran panel llamado La Ruperta Fantasma e iba dirigido a los concursantes que caían en la eliminatoria.
  • La subasta. Era la parte final del juego y en ella participaban humoristas, había actuaciones musicales y mucho entretenimiento en una fase en la que los concursantes iban recibiendo regalos de estos escondidos en objetos relacionados con la temática del programa. Para ir aceptando unos debían deshacerse de otros hasta quedarse con uno final, que sería su premio. Si dicho premio aparecía en una tarjeta, solo se revelaba cuando ya habían descartado el premio, por lo que no existía la práctica del "hasta aquí puedo leer"se leía el papel de forma completa.
Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?