Viajes

Escapada a Viveiro: paisajes de mar y montaña en perfecta armonía

Mariola Báez

Jueves 2 de mayo de 2019

1 minuto

La ciudad y su entorno natural es un lugar ideal para conocer toda la belleza de la mariña lucense

Viveiro (bigstock)

Viveiro, en la costa gallega, a unos 100 Km. de Lugo, es una ciudad con más de nueve siglos de historia, un interesante casco antiguo, que hay que disfrutar a pie para contemplar sus calles pintorescas y sus monumentos, y una playa magnífica, de fina arena que casi toca la vegetación que la rodea.

La Ría de Viveiro, donde el Landro se une al Mar Cantábrico, divide la localidad en dos zonas: la propia ciudad y la Playa de Cova, ideal para pasear sin prisas y darte un baño si te gusta el agua bien fresquita. Buena gastronomía, ritmo pausado, aire marinero y mucho por descubrir.

Qué ver, qué hacer y qué no perderte si vas a Viveiro

Un fin de semana te sabrá a poco y querrás volver a una mariña llena de contrastes. Puedes empezar tu recorrido por Viveiro entrando por alguna de las puertas que aún conserva la ciudad como vestigios del antiguo recinto amurallado: la Puerta de Carlos V, la Puerta da Vila o la de “do Valado”. Cuando las cruces, tienes ante ti todo el encanto del casco histórico, con sus calles empinadas que trepan por la montaña y llevan los nombres de antiguos gremios: Zapatería, do Forno, Pescadería… la coqueta plaza mayor, ejemplo de arquitectura tradicional, con sus casas con corredores y galerías acristaladas, y los monumentos como la Iglesia de Santa María, la de Santiago y San Francisco o la blasonada Casa de los Leones son solo algunos de los puntos a incluir en el paseo. Las tiendas de artesanía y los bares, donde hacer una pausa y tomar unos chocos, un pulpo o unos calamares de la ría son también aliciente importante.

Playas

Atravesando el Puente Mayor, que cruza la ría, se encuentra la Playa de Cova, dotada con todos los servicios para disfrutar del sol y del mar. Arena blanca y aguas tranquilas dan forma al paisaje. En un extremo de la bahía que encierra este gran arenal, verás unas formaciones rocosas que llaman la atención. Son Los Castelos donde está el monumento que recuerda a los fallecidos en la Ría en los naufragios de 1810. Muy cerca tienes otras playas también bonitas y recogidas, perfectas para amantes de la traquilidad. La de Seiramar o la de Sacido, entre imponentes acantilados, son algunas de las más cercanas.

Celeiro

Si visitas Viveiro no puedes dejar de acercarte al pequeño pueblo de Celeiro y dar un paseo por el puerto para empaparte de la esencia más marinera de la vida en la ría. Está a apenas un kilómetro y desde aquí puedes subir al Monte de San Roque para contemplar una de las vistas panorámicas más hermosas de Viveiro y Celeiro.

Bosques

Si el paisaje marítimo impacta, la naturaleza de interior te va a sorprender. No puedes dejar de visitar el Souto da Retorta, monumento natural a la vera del río Landro, donde podrás ver árboles "gigantes" como los centenarios eucaliptos gallegos. También, a unos 15 kilómetros, en el Monte Lerín se encuentra una de las mejores masas forestales autóctonas de bosque atlántico, para disfrutar un paseo que no se olvida.

 

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?