Viajes

Estas son las peores cuestas de España: te dejarán sin aliento

Marta Vicente

Domingo 30 de mayo de 2021

5 minutos

En algunas se han incorporado rampas o escaleras para facilitar la subida de estas calles empinadas

Estas son las peores cuestas de España que dejan sin aliento
Marta Vicente

Domingo 30 de mayo de 2021

5 minutos

A pesar de que vayamos a pueblos o ciudades de España y pensemos que tenemos las cuestas más aterradoras, en realidad, no somos el país con las mayores pendientes. De hecho, la calle más empinada del mundo se encuentra en Gales: la calle Ffordd Pen Llech, con una impresionante inclinación del 37,45%. Sin embargo, en nuestro país nos encontramos con tramos imposibles que, para los que vivan por la zona, resulta un calvario tener que pasar por ellos a diario. Esto lo vemos con la red de rampas y escaleras mecánicas que se ha ido creando con los años y que es cada vez más extensa, la cual nos permite acceder a ciertos rincones sin tener que sudar ríos de tinta en el intento. La lista de las peores cuestas de España sería infinita, pero hemos seleccionado algunas de las ciudades donde solo con ver la inclinación dan ganas de dar la vuelta.

Toledo

En concreto, 'la ciudad de las tres culturas' es una de las regiones con más cuestas de España. Su casco antiguo se alza en una colina a 100 metros de altura sobre el río Tajo, al cual se puede acceder gracias a la disposición de las escaleras mecánicas. En él, encontramos innumerables calles empinadas que requieren un esfuerzo casi sobrehumano para superarlas. La web de 'Leyendas de Toledo' ha analizado y medido cada una de las que están dentro de la muralla, sin importar que tengan escalones. 

Basándose en la mayor pendiente en el menor número de metros, la cuesta que “te hace perder el aliento incluso cuando estás a medio camino”, indican, es la llamada Cuesta de los Escalones, situada entre calle del Pozo amargo y calle del Plegadero y de camino de la Iglesia de San Andrés, con una pendiente del 22% en casi 40 metros de recorrido con escalones. 

Cuesta de los Escalones, Toledo. (Foto: Flickr. Santiago López-Pastor)

A su vez, comentan que, a mediados del siglo XIX, el alcalde don Bernardo de la Torre decidió bautizarla de esta forma para suprimir su anterior nombre: “Arrastra-culos”.

A esta terrorífica cuesta le sigue en segunda posición El Callejón del Diablo y la cuesta de Carmelitas Descalzos, en el tercer puesto.

Jaén 

Conocida por sus habitantes como ‘La capital de las cuestas’, las calles estrechas y empinadas de Jaén son un elemento característico de la ciudad. Una de las más conocidas es la Calle Tenor Alfredo Kraus, llamada por todos los jienenses como ‘La cuesta de los civiles’, quienes señalan que la mayoría prefieren dar un rodeo por el Paseo de la Estación antes que tener que enfrentarse a ella. Sin embargo, otra no tan popular, pero que con solo mirar la foto ya tenemos la lengua fuera, es la calle de ‘Sisehace’, situada en el municipio de Valdepeñas.

Calle Sisehace en Jaén (Foto: Googlemaps)

Santander

En Santander está una de las cuestas más ‘pindias’, como dicen los cántabros, por la que, más que subir, hay que escalar. Se trata de la calle Enrique Gran, en el barrio de San Simón, y apodada como ‘La si puedes’. El seudónimo ya lo dice todo. Supera el 25% de desnivel.

Calle Enrique Gran, en Santander. (Foto: Googlemaps)

Barcelona

En la capital catalana podemos optar por varias zonas perfectas si queremos ponernos en forma. Por suerte, en el tramo final de la calle de la Murtra han facilitado el acceso con unas escaleras para conseguir subirla sin tener que morir en el intento. Sin embargo, una de las consideradas como la peor cuesta de España, junto con la de Enrique Gran de Cantabria, es la calle Sales y Ferrer con un 25% de desnivel.

Calle de Sales y Ferrer (Barcelona) (Foto: Googlemaps)

Tenerife

Salimos de la Península y viajamos hasta la isla de Tenerife, en concreto, al pueblo de Santa Úrsula. En esta localidad tinerfeña se encuentra la temida calle El Monroy. Los que han pasado por allí aseguran que hay una señal que adiverte del 30% de su desnivel.

Calle El Monroy, en Tenerife. (Foto: Googlemaps)

 

Sobre el autor:

Marta Vicente

Marta Vicente Carmona es Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y Máster de Marketing Digital y en Edición y Postproducción Digital. Es redactora especializada en temas de sociedad y salud y tiene experiencia como Community Manager.

… saber más sobre el autor