Viajes

La perfecta escapada otoñal te espera en los Valles Pasiegos de Cantabria

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 27 de septiembre de 2019

1 minuto

Disfruta de un rico patrimonio artístico y gastronómico entre los verdes pastos de Cantabria

La perfecta escapada otoñal te espera en los Valles Pasiegos de Cantabria

Los meses en los que llega el frío son ideales para una escapada romántica a una casa rural perdida en mitad de un frondoso bosque. Una estampa cuanto mentos bucólica que puedes hacer realidad si un fin de semana de otoño visitas la preciosa zona de los Valles Pasiegos en Cantabria. Y es que ese paisaje salpicado por las cabañas de los antiguos pasiegos constituye uno de sus principales atractivos. 

Allí te esperan localidades como Villacarriedo, Puente Viesgo, Selaya o Vega de Pas, resguardados en estos valles que antaño eran testigos del paso de la trashumancia. En el mismo corazón de Cantabria y no muy lejos de Santander y de las playas de la costa cántabra.

La perfecta escapada otoñal te espera en los Valles Pasiegos de Cantabria

Qué no puedes perderte en la zona

Villacarriedo y Selaya son los núcleos de población más importantes de una zona donde antaño vivían los pasiegos cerca de los ríos Pas, Pisuerga y Miera. Precisamente, en estas dos localidades no puedes perderte el Santuario de Nuestra Señora de Valvanuz o el palacio barroco de Soñanes del siglo XVIII.

Además, sería un pecado dejar atrás Selaya sin probar (y llevarte para casa) algunos de los manjares más típicos de la gastronomía de Cantabria: los sobaos y las quesadas pasiegas.

Puente Viesgo es otra visita obligada si pasas unos días en los Valles Pasiegos de Cantabria. Famosa por su balneario de aguas termales, en esta localidad puedes descubrir además uno de los más importantes conjuntos de cavernas prehistóricas de la región. Arte rupestre que, en algunos casos, se acerca a los 30.000 años de antigüedad.

Con tanta visita turística y si hemos acabado con las provisiones de dulces cántabros que hemos comprado antes, puede que el hambre apriete. Lo mejor para calmar nuestro estómago es disfrutar de la cocina de Cantabria, que se nutre de recetas como el cocido pasiego, los caracoles a la montañesa, los quesos artesanos o las patatas al estilo de Puente Viesgo. Una gastronomía basada en los productos de proximidad y que podrás probar en restaurantes como La Unión, en Puente Viesgo, o La Granja, en Santa María de Cayón.

0

No hay comentarios ¿Te animas?