Viajes

Los riesgos de bañarte en lagos y lagunas

Lola Santos

Foto: Bigstock

Lunes 3 de agosto de 2020

2 minutos

Sigue estos consejos para disfrutar del agua con total seguridad

Los riesgos de bañarte en lagos y lagunas

Con la llegada del calor, estamos deseando tener unos días para hacer una escapada a la playa. Aunque no solo podemos disfrutar de agua salada, también los ríos, lagos, lagunas y embalses suponen un buen lugar donde refrescarnos y disfrutar de un día en el agua.

Sin embargo, no solo el mar entraña peligros. Las aguas de interior no están exentas de riesgos y cada año se producen ahogamientos en estos lugares. Hay que tener en cuenta que muchos de ellos no cuentan con socorristas. Para que puedas disfrutar de las aguas de interior con mayor seguridad, te dejamos algunos consejos.

bigstock First Contact With Green River 13571396

Sentido común 

Lo primero es el sentido común y el respeto de las normas en el agua: hay que prestar atención a los que están en el agua, nunca dejar a los más pequeños en el agua sin vigilancia y protégete del sol.

En segundo lugar, es necesario que nos aseguremos que el baño está permitido en esa zona. Normalmente, las autoridades avisan mediante cartelería si es una zona apta para el baño, y debemos estar atentos a las indicaciones porque en momentos puntuales, puede no permitirse el baño. Además, es importante saber si el agua está limpia y libre de contaminantes.

En tercer lugar, en importante conocer la zona de baño, la profundidad que hay en cada punto, si hay rocas o ramas, el estado del fondo, etc. Una zambullida puede suponer un traumatismo si desconocemos la altura y si hay ramas de los árboles en el fondo, podemos quedar enganchados en ellas. Y evita bañarte de noche, puede ser muy peligroso.  

bigstock Sign Prohibiting Swimming In T 377630476

En cuarto lugar, presta atención a la previsión del tiempo, porque si hay posibilidad de tormenta, mejor que no te pille bañándote. Y si ha habido lluvias abundantes en la zona, puede resultar peligroso estar cerca de cauces y arroyos.

En quinto lugar, cuidado con las corrientes. Puede parecer que un lago, un embalse, un río puedan parecer en calma, pero se pueden dar fuertes corrientes bajo la superficie que supongan un peligro, en especial para los más pequeños.

Y, por último, es importante respetar el entorno, la flora y la fauna. Así como los lugares aptos para el baño están señalizados, también encontraremos otros carteles que delimitan esa zona, que nos avisan de la fauna que podemos encontrar y debemos respetar. No podemos hacer fuego y deberemos recoger todos residuos para dejar el lugar limpio tras nuestro paso.

Recuerda que cada Comunidad Autónoma suele informar de las zonas de interior aptas para el baño, normalmente lagos, embalses, presas y ríos. Respeta todas las recomendaciones de las autoridades.

0

No hay comentarios ¿Te animas?