Viajes

Enamórate de la Toscana con esta lista de lugares imprescindibles que visitar

Victoria Herrero

Martes 30 de abril de 2019

3 minutos

Florencia, Pisa y Siena son las ciudades principales de una tierra de campos y viñedos

La región de la Toscana (bigstock)
Victoria Herrero

Martes 30 de abril de 2019

3 minutos

Ha sido el escenario perfecto de muchas películas de amor. Y no es para menos, ya que este rincón de Italia es conocido por su especial belleza gracias a los colores maravillosos de la primavera en sus campos y viñedos o a sus pequeños pueblos medievales y ciudades renacentistas. Descubre los secretos de la Toscana con esta ruta por Pisa, Siena y Florencia. 

Y es que la Toscana lo tiene todo para ser un destino perfecto para tu próxima escapada vacacional. Siglos de historia en los edificios y calles de sus municipios, cultura, arte y un paisaje de verdes y dorados valles conforman esta región italiana. 

Pisa y su torre inclinada

Nuestro viaje comienza en la ciudad de Pisa y su más que fotografiada torre inclinada. Una antigua localidad portuaria que alberga algunos de los mejores monumentos de estilo románico, concretamente estilo pisano, donde destacan el Duomo y el Baptisterio y la singular, cómo no, Torre de Pisa en la Plaza de los Milagros.

Precisamente, un milagro puede ser el hecho de que esta estructura se mantenga en pie. Más de 50 metros de un edificio que está inclinado unos 4º al sur y desde la que Galileo Galilei, según algunos historiadores y físicos, hizo un experimento dejando caer dos bolas de diferente masa para demostrar, de esta manera, que la velocidad de la caída era independiente del peso. 

El centro histórico de Siena

La siguiente parada que hacemos en este recorrido es esta bella ciudad medieval de donde no podemos irnos sin ver su catedral, el Palacio Público, la Basílica de Santa María dei Servi y la Plaza del Campo. Precisamente, en este espacio tiene lugar el festejo más destacado de la localidad: la Fiesta del Palio de Siena. Las carreras medievales de caballos cuyo origen se remonta al siglo XVII y que se celebran los días 2 de julio y 16 de agosto. 

La fiesta de El Palio de Siena en la Toscana (bigstock)

De camino a Florencia podemos ir viendo la hermosa campiña salpicada de bellos pueblos en los que merece la pena hacer un alto como en el caso de San Gimignano, una joya arquitectónica del medievo donde se pueden admirar sus imponentes torres en el corazón histórico.  

La siempre bella Florencia

Dejamos para el final la impresionante y bella ciudad de Florencia, cuna del renacimiento. Con un tranquilo paseo puedes contemplar su impresionante catedral, cuya cúpula es una de las más bonitas del mundo, y el conocido Ponte Vecchio.

Pero si lo que buscas es tomar una fotografía para el recuerdo, sube a la Plaza Michelangelo y déjate impresionar con las vistas. En esta zona tienes la opción de ver una réplica en bronce de la verdadera estatua del David de Miguel Ángel, el mágico broche final de esta ruta y que no te puedes perder en la Galería de la Academia de Florencia.