Cartas al director

No a la reforma Escrivá

Ramón Franquesa

Foto: Europa Press

Miércoles 24 de noviembre de 2021

5 minutos

No a la reforma Escrivá
Ramón Franquesa

Foto: Europa Press

Miércoles 24 de noviembre de 2021

5 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

Los pensionistas de COESPE no somos antisindicalistas. No comulgamos ni hacemos el juego, como se insinúa, con las posiciones de la derecha. Tampoco disfrutamos del favor de los medios ni de las subvenciones estatales. Nos hemos tenido que auto-organizar con nuestros pobres recursos porque las direcciones sindicales mayoritarias desfilan al son que imponen el señor Escrivá y la señora Calviño. Fuimos a Madrid el 16 de octubre en una gran manifestación que congregó a más de 30000 pensionistas pagando de nuestro bolsillo los autocares y, a pesar de la edad y los achaques, levantamos una vez mas lo voz por los derechos de pensionistas y trabajadores. Muchos de nosotros hemos sido militantes de CCOO  y UGT durante decenios. Algunos de nuestros compañeros han visitado las cárceles franquistas. Somos parte de la historia viva del movimiento obrero.

Los datos que soportan nuestras reivindicaciones ni son falsos ni están manipulados. No somos iletrados. En nuestras filas hay antiguos militantes sindicales con amplísima experiencia y también especialistas, ahora jubilados, en derecho, economía, econometría,  fiscalidad… No obedecemos a ninguna sigla, ni sindical ni política. Nos debemos a la defensa de nuestras pensiones para nosotros y nuestros hijos y nietos. Pero hay unas cuantas preguntas que las direcciones de CCOO y UGT deberían plantearse y contestar.

¿Es necesaria una Auditoría de las Cuentas de la Seguridad Social para saber el destino de los más de 103000 millones que el Tribunal de Cuentas afirmó que se habían detraído de las pensiones para los gastos indebidos durante décadas? Con pesar leímos que el señor Unai Sordo calificaba esa reivindicación como “ocurrencia”. La exigencia de esa  Auditoría ha sido aprobada por centenares de Ayuntamientos en nuestro país, por Parlamentos Autonómicos, por centenares de miles de firmas recogidas en pocos días. ¿Todos somos “ocurrentes”? Lo numerosos congresos provinciales y de sector, tanto de UGT como CCOO que han apoyado esta Auditoría, ¿están también equivocados?

Las plataformas de pensiones vienen combatiendo desde hace muchos años, lunes tras lunes, la subida de un mísero 0,25% que impuso el PP. Conseguimos derrotarlo. Fue una gran victoria del movimiento pensionista. Pero vemos con asombro y decepción como la propuesta del gobierno  actual, al cambiar los criterios de cálculo, producirá una  pérdida real de poder adquisitivo superior al 2,5%. Las subidas de pensiones serán muy inferiores a la inflación que  ha escalado por encima del 5%. El silencio de las fuerzas sindicales mayoritarias sobre este hecho es atronador.

Dice el compañero José María Gómez, y estamos de acuerdo, que la derogación del Factor de Sostenibilidad es una buena noticia. Es una reivindicación que hemos defendido desde hace años. Pero no es de recibo (y es muy preocupante) que las fuerzas sindicales acuerden endurecer en algunos casos los coeficientes reductores  para las jubilaciones anticipadas y bonificar económicamente a aquellos trabajadores que prolonguen su vida laboral. ¿Olvida el compañero que tenemos un 40% de paro juvenil y que estas medidas dificultan aún más la integración laboral de nuevos hijos y nietos?

Es sorprende la loa que se realiza a la propuesta del señor Escrivá sobre Mecanismo de Solidaridad Intergeneracional cuando,  por ejemplo, en la nota de prensa del Ministerio se recoge textualmente “Si la disposición de activos del Fondo de Reserva no fuera suficiente, el Gobierno negociará con los interlocutores sociales para su elevación al Pacto de Toledo, de acuerdo con sus recomendaciones, una propuesta que, de forma equilibrase dirija bien reducir el porcentaje de gasto en pensiones en términos de PIB, bien a incrementar el tipo de cotización”. El señor Escrivá apunta claramente a reducir las pensiones si sus previsiones fallan. ¿Estamos de acuerdo con que se contemple esa posibilidad? Dice el compañero que nunca afectará al gasto, pero ¿alguien se cree que otros ministros no pueden modificar esos parámetros? Lo curioso es que las propias previsiones ministeriales no se sostienen. El Ministerio esperaba recaudar unos 22000 millones en 10 años, con el aumento de la cotización al 0,6% y en cambio ahora nos dicen que serán  40000 millones gracias a que esos 22000 millones se invertirán en bolsa con una rentabilidad del 3,5% anual a 10 años. Nos quiere engañar con el cuento de la lechera. Si los cálculos ministeriales fallan como lo hacen continuamente se abriría para el ministro, no olvidemos que fue alto cargo en el gobierno del PP, la ventana a recortar pensiones, ¿Están de acuerdo las direcciones sindicales que sea el mercado financiero especulativo el que asegure la revalorización de las pensiones?

Una vez más anuncian que se eliminaran los gastos impropios. Lo que esperamos ahora es que las grandes centrales sindicales reivindiquen y negocien la devolución de esos 103.000 millones que nos adeudan.

Es también decepcionante como, teniendo el gobierno más progresista de los últimos decenios, el salario mínimo ha subido tan poco que la inflación desbocada haya hecho perder adquisitivo a ese escuálido SMI. Al igual que produce una enorme frustración ver como se sigue rehuyendo aplicar la Carta Europea sobre salario mínimo.

El señor Escrivá, para desgracia de algunos dirigentes, tiene incontinencia verbal. Porque es cierto que se busca prolongar la edad de jubilación hacia los 70 años; basta con leer  la Memoria que precede a la presentación del Proyecto de Ley en el Parlamento. Está también escrita y enviada a Bruselas la propuesta de recalcular el monto de la pensión utilizando los últimos 35 años. Escrivá se siente fuerte para imponer más y más medidas lesivas contra los trabajadores y pensionistas porque las grandes centrales sindicales le brindan su apoyo. Así estos interlocutores sociales legitiman socialmente los recortes que nos esperan a la vuelta de la esquina. Nos sentimos profundamente decepcionados.

Ramón Franquesa, portavoz nacional de COESPE (Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones)


Si eres lector o lectora de 65Ymás y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

 

Carta director

Sobre el autor:

Ramón Franquesa