Cartas al director

Palmas, palmitas: sobre el circo del Congreso

Miguel Cerezo Floro

Lunes 9 de noviembre de 2020

2 minutos

Palmas, palmitas: sobre el circo del Congreso
Miguel Cerezo Floro

Lunes 9 de noviembre de 2020

2 minutos

Estoy paseando y veo a mi vecino Luis

– ¿Qué tal Luis, como tú por aquí tan pronto?

– Pues verás, estaba viendo el circo del Congreso y con tantas palmas, palmitas he apagado la televisión. En los últimos dos años, el Congreso y el Senado aprobaron el nuevo Código Ético y de Conducta de las Cortes Generales. ¿Cuál es el uso de este? El Congreso se ha convertido en el Club de la Comedia. Sale una persona (con vaso de agua al punto) suelta su monologo y dependiendo de la fonética, la intensidad, las palabras mal sonantes, la esperpéntica ética, las descalificaciones personales, etc., como te digo, dependiendo de todo esto, obtiene palmas, palmitas. Pero lo más curioso es que mientras el parlamentario está haciendo su monologo, casi todos los demás o se ausentan, o están mirando sus móviles o buscando el agujero de la bala del 23F, sin respeto alguno hacia el orador… Una auténtica vergüenza. ¿Se imaginan esto en un consejo de administración de cualquier empresa?

– Estoy totalmente de acuerdo contigo y si te parece vamos a hacer una una propuesta de Ley para los miembros del Congreso y Senado. Quedan terminantemente prohibidas las siguientes actitudes, formas y comportamientos aplaudir con las manos y/o con los bancos, las gesticulaciones de señalamientos con los dedos, el uso del teléfono móvil (inhibición en todo el Congreso) u otros elementos de distracción, las palabras malsonantes, gestos de desprecio, aullidos o el uso de la palabra cuando no se está en la tribuna, no mirar al parlamentario que te esté aludiendo y salir del hemiciclo si no es para ir al WC, es decir, abandonar el puesto de trabajo. Todo ello porque existe un Código Ético y de Conducta para ambas cámaras que está claro que no usan. El mejor Código Ético es que TODOS USTEDES deben dar ejemplo de URBANIDAD, pues esto si va implícito en su generoso sueldo. Nadie les ha votado por su mala educación, (¿o sí?).

– Oye, Luis ¿tú crees que nos van a hacer caso?

– Depende de la educación que tengan y que transmiten a esta, nuestra querida España. 


Miguel Cerezo Floro

Si eres lector o lectora de 65Ymás y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. La dirección de correo electrónico es info@65ymas.com.

Escribe tu comentario aquí 1
1
Mateo Hace 14 días
Estoy de acuerdo con lo expuesto aqui, el nivel de los políticos de este país es irrisorio, patético de vergüenza. Deberíamos exigirles un mínimo de educación y preparación que actualmente no tienen, y obligarles a cumplir con lo prometido en su propaganda electoral.