Bernardo Rabassa
Opinión

Edadismo, el cáncer de nuestra sociedad

Bernardo Rabassa Asenjo
Edadismo

En mi opinión particular, por lo frecuente que es, y por lo acendrado que está en nuestra sociedad española, el edadismo es la discriminación por edad. Hace referencia a todos los comportamientos inadecuados y prejuiciosos hacia las personas vinculados a su edad avanzada. Naturalmente, hay que preguntarse porque a las personas mayores las llaman despectivamente viejos, y ello viene de la inutilidad a la que se las somete, cuando se las obliga a jubilarse y tener que dedicarse al ocio obligatorio. Naturalmente el tener teóricamente desocupada al 18,7% de la población, hace que las clases etarias anteriores a los 65 años, las vean con una imagen de inutilidad, que no se corresponde con la realidad, lo que genera agresividad y cuando esta llega a la violencia, se convierte en un delito que el actual gobierno la ha incluido en una ley.

Efectivamente como señalaba 65Ymás, el Gobierno aprobó este martes 9 de junio en el Consejo de Ministros el proyecto de Ley orgánica de protección integral a la infancia y a la adolescencia frente a la violencia. La norma, que aumentará el plazo de prescripción del delito de abuso sexual a menores, lleva aparejada también una nueva regulación a los delitos de odio, incorporando la edad como causa de discriminación, tanto sobre los niños, niñas y adolescentes, como sobre las personas mayores, e incluyendo la aporofobia –fobia a las personas pobres o desfavorecidas– y la exclusión social dentro de estos tipos penales. Al final todo el mundo resulta protegido de acuerdo con la ideología del Vicepresidente Segundo Pablo Iglesias que la ha llamado Ley Rhodes por un niño que había sufrido abusos en la infancia y luchó para que se aprobara esa ley.

De todas maneras, el añadir un tipo penal mayor, a los delitos contra los mayores, lamento como psicólogo tener que decirlo, no hace sino aumentar la agresividad y lo que parece un sobreproteccionismo, en realidad es más perjudicial que útil. Lo adecuado seria una correcta educación en la juventud y el fomento de los valores de respeto a los mayores, a nuestros abuelos, que no podemos aceptar que se nos considere inútiles, por lo que mi propuesta, es dejar trabajar a los mayores que lo deseen libremente, compaginando sus ingresos con la pensión y no penalizándoles por querer seguir en activo, dada su experiencia y sabiduría, trabajo remunerado, pagando impuestos que deberían dedicarse al Fondo de Pensiones como nuevo método de financiación. Así los mayores nos sentiríamos mas completos y dignos del respeto que ahora nos niegan.

Un estudio masivo del Fondo NEJM en América ha encontrado, que la edad más productiva en la vida de un hombre es 60-70 años. De 70 a 80 es la segunda. La tercera 50-60. La edad promedio de un ganador del Premio Nobel es de 62 años. Entonces, si tienes entre 60-70 o 70-80, tienes el mejor y el segundo mejor año de tu vida contigo. Solo nos quedan apartados de esa posibilidad los discapacitados, que con la ancianidad, mayores de 85 años, acumulan distintos trastornos como el Alzheimer o la diabetes por ejemplo, que les someten a una incapacidad manifiesta. Ahora bien mientras tengan capacidades, la labor del  Estado no es proteger, sino incentivar sus capacidades, para que tengan mejor calidad de vida, y que tengan libertad y no so pretexto de leyes para la galería, transformarlos en una masa aborregada, que vote a estos falsos profetas. El cáncer de nuestra sociedad, es la falta de respeto a los mayores o su reclusión o confinamiento en residencias, que ya vemos por el 66% de fallecidos por el Covid 19, cómo lo que parecía el paraíso idílico, ha resultado una trampa, al no hospitalizar a los infectados, salvo aquellos que tuvieron recursos para escapar y recibir tratamiento. Ellos son el luto de nuestra nación, de hecho, si aplican el edadismo a los responsables políticos, estaríamos ante responsabilidades penales a cumplir.


Bernardo Rabassa Asenjo es Secretario de Relaciones Institucionales y de Comunicación del partido 3ª Edad en Acción. Presidente de la Fundación FIECS (Instituto Europeo para la Comunicación social). Presidente del Club Nuevo Liberalismo S.XXI.

2
Bernardo Hace 3 meses
Tu primo Bernardo esta totalmente de acuerdo con lo que expresa. No pueden borrarnos cuando todo lo que tienen lo deben a nuestro trabajo y también ideología. Te apoyo en lo que necesites. Un abrazo Bernardo Rabassa Sansaloni
Joaquín Tienda Carril Hace 3 meses
Me ha gustado el artículo que suscribo totalmente. JT
Benardo Rabassa Sansaloni Hace 3 meses
Bernardo cuenta con todo mi apoyo. Los mayores hemos construido el estado del que disfrutan todas las generaciones anteriores y espero que las futuras.