Fernando Ónega
Opinión

Osadía desbocada

Fernando Ónega
Torra

Están desbocados. Los independentistas, quiero decir. Vale que se reclame una negociación: algún día habrá que hacerla. Vale que el gobierno español la acepte, porque negociar no es delito. Vale que se pidan garantías, porque la desconfianza es absoluta. Vale incluso que el gobierno central guarde silencio, porque sabe que está manejando material altamente inflamable. Lo que no vale es que Junts per Catalunya tenga la osadía -copio literalmente del diario La Vanguardia- de reclamar “que se reconozca a Carles Puigdemont como interlocutor, además de a los presos independentistas o al president Quim Torra”. Los presos, si lo son, es porque el Supremo los considera delincuentes. Torra, por muy presidente que sea, es un hombre que odia a España. Y Puigdemont es un fugado de la Justicia. Solo se le puede proponer para ser detenido y juzgado. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?