Nada que oponer al preacuerdo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para gobernar en coalición. Al revés: se les agradece que el blindaje y la garantía de las pensiones figure entre sus prioridades y que piensen tanto en los derechos y la igualdad entre los españoles. Sepan los firmantes, eso sí, que gobernar la España de hoy, mantenerla unida, combatir los extremismos y devolver al pueblo la confianza en la política es tarea de titanes. Sepan que hay problemas que no se resuelven solo con ideología, ni solo con la palabra diálogo, ni solo con buena voluntad. Lo que hagan bien lo aplaudiremos. Lo que hagan mal merecerá la crítica y el repudio. Y el juicio global no se puede hacer antes de que gobiernen ni sobre intenciones, que todos las tenemos magníficas. El juicio se hará a partir del escrito de San Mateo: “Por sus obras los conoceréis”.

 

1
Chema Menéndez Hace 22 días
No hay nada mejor que las buenas palabras.Bueno sí: las buenas palabras.