Miguel Correa, Empresario de química, ex alumno de los PUM Graduado Sénior Universitario y poeta.

La avaricia ha inundado el mundo del capital y corrieron hacia China para aprovecharse de los chinos y de lo barato de sus productos. Cuando todos los parques empresariales estén destruidos y las empresas se instalen en China, siempre con mayoría de capital chino y sean los dueños de todos los mercados y propietarios de las materias primas y no necesiten las tecnologías de los países europeos, ya que ellos las habrán mejorado, seguirán produciendo productos tan baratos o incrementarán los precios.

En qué ocuparán su tiempo los 710 millones de habitantes europeos. Nuestros políticos no son capaces de ver la trampa en la que están metidos. Dentro de poco no tendremos dinero para pagar a China y China podrá comprar los países enteros. 

Por qué la Unión Económica Europea permite la compra a países no democráticos de productos fabricados en condiciones de esclavitud y sin el necesario nivel de bienestar, seguimos comprando productos a regímenes totalitarios. No se hizo la Unión Europea para proteger el estado del bienestar de todos los europeos. A los señores empresarios no les llega producir producto para una población de 710 millones de habitantes. Por qué no se crea una etiqueta de Europa Calidad y los productos acreditados con esa etiqueta controlados.

Europa tiene que invertir en Innovar constantemente sus productos tecnológicos y no entregar sus creaciones y mejoras a otros países, de los que pronto vamos a ser dependientes. Deberemos seguir mejorando la calidad de nuestros productos y los excedentes ser capaces de venderlos a sociedades menos desarrolladas. La señora Merkel y el señor Sarkozy no deben verse solamente sus ombligos y pensar solamente como alemanes o franceses, hay que pensar como europeos y todos juntos debemos encontrar soluciones para llegar a una Europa verdaderamente consolidada, con un sentimiento de orgullo europeo.

Tal como vamos ahora el paro en Europa será cada vez mayor. Traeremos los productos de China y nuestras empresas desaparecerán porque no podrán competir con los chinos, que ponen sus carteles muy satisfechos “Productos de China, precios sin competencia” y tendremos dos sociedades, los que tienen dinero y los que no tienen para comer.

El objetivo del estado del bienestar europeo se irá al traste. ¿En qué ocuparemos a nuestros jóvenes si los empresarios no necesitan fabricar nada aquí? Para qué formamos químicos, ingenieros, arquitectos y demás carreras técnicas, si aquí no van a tener ocupación. Cuanto antes rompamos esta baraja mejor. Control con aranceles de todos los productos “dumping” de mercados a bajo precio y de sociedades que no están trabajando ni produciendo con las mismas reglas de juego que las que rigen en Europa.

Fabriquemos productos con calidad europea y coloquemos nuestros excedentes en los países de nuestro entorno, dando ocupación a nuestros titulados superiores, mejorando la calidad e innovando los productos en una mejora constante. Abrir nuestras propias tiendas en todas las ciudades del mundo con poblaciones superiores a 100 mil habitantes, vendiendo y explicando la calidad europea, dirigidas por personal europeo, de este modo daríamos a Europa una dinámica de producción imparable.

Hoy los hechos confirman lo imaginado y lo sobrepasan. China está gobernada por un pensamiento unitario y único mando con un ejército humano que sobrepasa los 1350 millones de habitantes con una estrategia perfectamente planificada por sus pensadores y filósofos. Siguen ampliando la estrategia creada por Lao Tse y Mao. El dragón abrió sus fauces con sus dulces melodías y metió a todo Occidente en su interior. Un Occidente engreído, orgulloso, sin principios ni pensamientos, solamente correr detrás del Becerro de Oro. 

Hoy en día, los “América First” van a pedir al Dragón de rodillas que deje de enviarles veneno y les proporcione el antídoto para salvar a su pueblo. Estados Unidos va a ser el país más castigado por esta peste. Esta argucia o guerra presentada por China para dominar la prepotencia de EEUU., y resto del mundo, ya la practicó Aristóles Onassis cuando estando demasiado endeudado fingió una enfermedad gravísima y divulgó por los medios fotografías encamado y con pronóstico de muerte, para provocar una caída del precio de sus acciones, haciendo que muchos accionistas, entre ellos su cuñado, un accionista importante, vendieran sus acciones perdiendo el 50% del valor, entonces Onasis ordenó la compra de todas las acciones a bajo precio. 

China está haciendo lo mismo y va a dominar el mundo, si es que ya no lo está haciendo. Ellos han presentado el mismo plan, empezó en Wuham y contaminaron con su aliento pestilento al resto del mundo y haciéndonos creer que estaban verdaderamente enfermos, bajaron el precio de su divisa y empresas. 

Hoy con todos los mercados infectados menos el suyo, pueden comprar a bajo precio las principales empresas europeas y hacer que compremos sus productos fabricados por ese ejército de 1.350 millones de habitantes quedando endeudados para siempre en las fauces del Dragón. Nuestros miopes mandatarios europeos no han sabido ver la trampa y ahora es demasiado tarde. 

Cuanto antes se empiece, mejor.


Miguel Correa, Empresario de química, ex alumno de los PUM Graduado Sénior Universitario y poeta.

 

1
Alejandro Otero Davila Hace 3 meses
Miguel, una reflexión y aportación de la nueva situación económica que tendremos delante de nosotros y que ha llegado para quedarse. Debemos prepararnos para esta nueva vida, todo va a cambiar. Un abrazo Alejandro.