Fernando Ónega
Opinión

Hablemos de dinero

Fernando Ónega
Hablemos de dinero
Fogonazos

 

Permitidme una levísima y casi analfabeta incursión en la economía. Es que habló el Banco de España y dijo cosas. Lo que yo entendí es que abandonéis toda esperanza de rápida mejoría, porque se retrasará hasta el año que viene; que los Presupuestos del Estado no valen de mucho, porque prevén un crecimiento de la economía del 9,8 por ciento y se va a quedar en un 6; que ese crecimiento menor tendrá efectos en los ingresos públicos y eso afectará al déficit, al endeudamiento y a los servicios; que las únicas formas de crecer mejor y más rápido son los 140.000 millones y la agilización de las vacunas. Y yo apostillo: si esa inmensa riada de dinero se retrasa y la campaña de vacunación se empantana, me sigo preguntando cuál es la utilidad de la Unión Europea. Y añado: si la recuperación se consolida el año 2022, si ese año se empieza a bajar el paro (que este año llegará al 17 por ciento) y todos empezamos a sonreír ante las noticias económicas, ¿qué hará Pedro Sánchez? Resistir (es su especialidad) hasta 2023 y convocar elecciones para ese año, que es, por cierto, cuando toca. Y a gobernar cuatro años más.