BOE Digo
Fogonazos

 

Como hoy es el Día de San José, los padres celebráis el Día del Padre y es fiesta en siete comunidades autónomas, os propongo celebrar una errata que salió en el Boletín Oficial del Estado y fue corregida en la edición de ayer. Dice así la corrección de errores: “en datos del adjudicatario, en la columna nombre, donde dice “Digo”, debe decir Diego”. Es fantástico. Como escribe el descubridor de la joya, “la corrección de errores que tanto tiempo llevábamos esperando llega, por fin, al BOE”. El chascarrillo que tantas veces hemos utilizado, ese juego de palabras que nos enseñaron de niños, se hizo realidad en las páginas del Boletín Oficial del Estado. Y como el BOE es el soporte de toda la legalidad, se cumplió lo que dijo Adolfo Suárez: se hizo normal en el contenedor de la ley lo que a nivel de calle es simplemente normal. Ayer terminó la transición.  Pero solo es una errata divertida. Lo peor fue cuando se creó el Consejo General del Poder Judicial y el BOE le llamó “Consejo del Joder Judicial”. Aquello no fue una errata. Fue una profecía.