Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Aumentan los problemas urológicos: estos son los principales

Ramón Sánchez-Ocaña
Una nueva terapia con nanopartículas de oro para tratar el cáncer de próstata

Píldoras

 

La cada vez mayor esperanza de vida ha aumentado la incidencia de los problemas urológicos más frecuentes como el cáncer de próstata o la incontinencia de orina. Según la oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, las mujeres españolas son las más longevas de la Unión y los españoles ocupan el segundo puesto después de los suecos Los especialistas advierten que esa es la razón por la que en los próximos años  se espera un incremento notable en la demanda asistencial de estos problemas de salud y de otras patologías urológicas, como el cáncer vesical, la disfunción eréctil o la andropausia (déficit androgénico del varón). Y aumentarán también los síntomas miccionales, que son los que, por lo general, motivan la visita del paciente a la consulta del urólogo. Y hay que llamar la atención sobre estas patologías porque la mayoría de la gente piensa que son problemas inherentes a la edad, cuando no es verdad. No es inevitable y no es un tributo  obligatorio que haya que pagar por cumplir años.

Se calcula que dos millones de españoles padecen disfunción eréctil, que un número similar de mujeres arrastra un problema de incontinencia de orina y que el tumor de próstata afecta ya a un 10 por 100 de los varones con más de 50 años. En total, cerca de ocho millones de personas en nuestro país padecen problemas urológicos. 

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata será una de las patologías urológicas más frecuentes en los próximos diez años. En España cada año se diagnostican unos 11.000 tumores prostáticos. Por eso a partir de los 50 años es aconsejable una revisión urológica. 

En la actualidad, es frecuente  que el tumor se detecte cuando la enfermedad aún se encuentra en las primeras fases. La mayoría de las veces el afectado tiene más de 60 años y en menos del 1 por 100 de los casos afecta a varones menores de 50 años.

Como comentan muchos especialistas , este tumor tiene una historia natural impredecible ya que sólo fallecen un 10-15 por 100 de los pacientes . Por eso, suele decirse que pueden morir CON la enfermedad, pero no POR ella. Un diagnóstico precoz y un tratamiento con intención curativa pueden garantizar la supervivencia en un 80 por 100 de los casos. 

Incontinencia de orina

Al igual que la disfunción eréctil, la incontinencia de orina era hasta hace poco una de esas enfermedades urológicas secretas, que el paciente oculta por pudor o por considerar erróneamente que son inherentes a la edad y frente a la cual poco puede hacerse para corregirla. Los urólogos desean subrayar que, por ejemplo, la cirugía mínimamente invasiva resuelve el 80 por 100 de los casos. De la incontinencia nos ocuparemos próximamente. 

Disfunción eréctil

Cada vez es más frecuente que el varón español acuda a la consulta por un problema de disfunción eréctil. En los últimos años, el pudor y los falsos mitos que rodean a esta alteración sexual han ido desapareciendo. Según el presidente de la Asociación Española de Urología “el paciente ha adquirido conciencia de que la disfunción eréctil es una enfermedad y no una deficiencia física ligada a la edad o algo con lo que haya convivir de manera irremediable”. En un próximo artículo abordaremos este tema.

Cáncer de vejiga

En España tenemos una de las tasas más elevadas del mundo de cáncer de  vejiga porque somos un país de fumadores y porque no respetamos el medio ambiente. En las zonas industriales se multiplica la incidencia. Por eso las medidas preventivas se basan en huir de todo lo que resulta irritable para la vejiga: colorantes, humos industriales y el tabaco. No parece que la alimentación influya de manera concreta. Y si es cierto que puede haber factores familiares que están ligados al metabolismo del triptófano (Un aminoácido esencial de la dieta)

Los síntomas casi siempre pasan por la alarma al encontrar sangre en la orina o que haya incomodidad al orinar. Los especialistas señalan que mucha sangre y poco dolor suele ser un indicador de tumor superficial. Si hay poca sangre, pero duele más, puede tratarse de un tumor infiltrante.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor