Entre las infinitas cosas que ignoro, debo añadir que hasta hace muy poco, no sabia que ya se realizaban intervenciones quirúrgicas para feminizar la voz. Me consta que ya hace algún tiempo se realizaron las primeras operaciones en un hospital de Marbella.

El objetivo es tratar de que una voz demasiado grave, demasiado baja o demasiado masculina, adquiera tonos mas agudos y se feminice. Dos ciudadanos españoles y uno brasileño fueron los primeros pacientes. Ignoramos si son varones o mujeres, ya que este tipo de intervención, es una necesidad demandada especialmente por los transexuales que si bien podían modificar su cuerpo en la sala de operaciones, no era posible hasta ahora, que hicieran lo mismo con su voz.

La operación de llama glotoplastia de Wendler y por vez primera se hace por la boca, sin incisiones externas , y por tanto sin cicatrices. Es mínimamente invasiva y la recuperación, al parecer es rapidísima. Los especialistas señalan que la intervención consiste en incrementar la tensión, alterar la consistencia y reducir la masa de las cuerdas vocales para conseguir una laringe más corta, más femenina y que emita sonidos más agudos.

El único problema es que después, puede uno tener sensación de fatiga o de no respirar correctamente. Y también advierten de que puede haber una ronquera temporal. En todo caso, tras la operación, los especialistas aconsejan ponerse en manos de un logopeda que eduque la nueva voz, porque además del tono, se debe feminizar también la manera de expresarse.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor