Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

La operación estética más demandada por las mujeres más mayores no es la del 'código de barras'

Ramón Sánchez-Ocaña

Miércoles 18 de diciembre de 2019

1 minuto

Verdades y mentiras de la medicina estética

Miércoles 18 de diciembre de 2019

1 minuto

Tenemos la idea generalizada de que las mujeres de edad avanzada, cuando acuden a una intervención de cirugía estética solicitan sobre todo la corrección que les quite del labio superior eso que irónicamente se llama el 'código de barras'; es decir, esas arrugas verticales que indudablemente denotan los años. Es lo que hace que en algunos casos se desfigure la expresión y haga que los labios queden abultados.

Sin embargo, no es eso lo que más solicitan. Una de las intervenciones más demandadas es... ¡La reducción del lóbulo de la oreja!

Es verdad que hay dos cosas en nuestro cuerpo que no dejan de crecer a lo largo de la vida. Una es la nariz. Y otra, las orejas (Por eso todos los ancianos tienen las orejas grandes).

Además, en las orejas se produce un efecto óptico debido al adelgazamiento que suele producirse, y a la aparición de arrugas en la piel del rostro. Por si fuera poco, también se observa una caída del lóbulo debido a que se han soportado durante muchos años los pendientes, en ocasiones muy pesados. Y prueba de ello es que se llegan a ver casos de perforaciones demasiado distendidas.

La intervención es rápida, con anestesia local y no necesita hospitalización.

La reducción del lóbulo además de conseguir un conjunto más equilibrado aporta la sensación de rejuvenecimiento general del rostro.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor