Consejos

Cuidado: esta es la multa por conducir con abrigo

María Bonillo

Foto: Bigstock

Sábado 4 de diciembre de 2021

4 minutos

Al volante, es importante llevar prendas adecuadas que no afecten nuestra conducción

Cuidado: esta es la multa por conducir con abrigo. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Sábado 4 de diciembre de 2021

4 minutos

Con la llegada del invierno, bajan las temperaturas y, en consecuencia, nos abrigamos a conciencia antes de salir a la calle. Abrigo, bufanda, guantes y botas de nieve son imprescindibles en estas fechas, sin embargo, hay que tener en cuenta algunos aspectos a la hora de llevarlas si vamos a conducir. 

Al volante, es de gran importancia llevar prendas adecuadas y cómodas que nos permitan realizar cualquier tipo de maniobra correctamente y no conlleven ninguna distracción al volante. Por ello, el uso de estas prendas no es recomendable, sobre todo si se trata, por ejemplo, de abrigos muy gruesos que nos limiten el movimiento. 

Aunque el uso de estas prendas no está prohibido, no cumplir con esta recomendación sí que podría incumplir algunos aspectos recogidos en el Reglamento General de Circulación, lo cual puede conllevar una multa si nos vemos envueltos en un accidente, que alcanzaría los 80 euros

Cuidado: conducir con estas prendas en invierno podría suponer una multa. Foto: Bigstock

El uso de estas prendas podría suponer un peligro al volante

"El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía", según recoge en el Real Decreto 1428/2003

Por lo tanto, el uso de alguna de estas prendas, ya sea abrigo (podría resultar una molestia no solo en el movimiento, también tras encender la calefacción, ya que empezaríamos a tener demasiado calor, lo cual podría afectar a la concentración, sobre todo si intentamos quitárnoslo en marcha), guantes (podrían hacernos resbalar sobre el volante o la palanca de cambios) o botas de montaña (si dificulta el correcto manejo de los pedales), podría limitar nuestros movimientos o impedir que adoptemos una posición correcta, lo cual afectaría también al cinturón de seguridad

En este sentido, lo recomendable es encender el motor primero y esperar a que el coche se caliente, así podremos quitarnos el abrigo y conducir con mayor comodidad. Y en el caso del calzado, una prenda que no se suele cambiar en el momento, la DGT recoge los siguientes consejos por parte del Real Automóvil Club de España (RACE):

  • Utilizar un calzado que vaya bien sujeto al pie mientras conducimos, lo que permitirá transmitir correctamente la fuerza a los pedales y evita que se resbale.
  • Utilizar un calzado adecuado, es decir, aquel que no resbale de los pedales, proporcione una buena adherencia entre el pie y los pedales, no tenga elementos susceptibles de engancharse en los revestimientos del vehículo y no sea demasiado grande ni demasiado pesado, de modo que no se pisen dos pedales al mismo tiempo de forma accidental.
  • Fijarse en los etiquetados, ya que algunos fabricantes señalan sus productos como adecuados para conducir (suelas antideslizantes, cordones ajustados o auto cierre, materiales flexibles, etc.).
  • Si necesitamos un calzado específico que no es el más adecuado para conducir, como chanclas, tacones altos o botas de montaña, lo mejor será llevarlo guardado en el maletero, "nunca en el vehículo", para así poder conducir con un calzado más idóneo. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor