Consejos

¿Conoces la diferencia entre las rebajas, las liquidaciones y los saldos?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 24 de julio de 2019

1 minuto

Los productos en liquidación tienen un carácter excepcional y solo pueden durar un año

bigstock Shoe shopping sale of shoes an 268776862

¿A quién no le gusta ahorrarse un dinero con sus compras? Esta es la finalidad de los periodos de rebajas y el resto de ofertas que hacen más accesibles todos aquellos productos que están disponibles en el mercado. Sin embargo, antes de salir en la búsqueda de artículos cuyos precios disfrutan de suculentos descuentos, es preciso saber diferenciar los tipos de promociones que pueden ayudar a tu bolsillo. Por ejemplo, ¿conoces la diferencia entre rebajas, liquidación y saldo? Pues, aunque parezcan lo mismo, sus términos y condiciones son muy diferentes. ¿Qué debes tener en cuenta?

¿Qué se entiende por rebajas?

Para muchos, el momento más esperado del año, la única ocasión que tienen para renovar su armario, reponer los electrodométicos estropeados o dar un toque diferente al hogar. Las rebajas llegan a toda España en dos periodos muy bien diferenciados, tanto en invierno como en verano, más concretamente de enero a marzo y de julio a septiembre. Por otro lado, los artículos que forman parte de este descuento deben estar en perfecto estado y haber pertenecido a la oferta habitual de venta.

Además, a diferencia de las promociones puntuales a las que también puedes recurrir en las tiendas, las rebajas solo pueden realizarse en la época del año que ha sido regulada por la Administración correspondiente.

¿Rebajas, liquidación o saldo?

Saldos o productos deteriorados

El estado del producto es la principal diferencia entre los saldos y el resto de ofertas que colman el mercado. Así, esta modalidad consiste en la venta de productos cuyo valor ha disminuido debido a algún defecto o deterioro, o porque ya están obsoletos. Ante la existencia de esta circunstancia, que afecta directamente a la calidad y la utilidad de dicho artículo, el vendedor debe especificar la auténtica naturaleza del mismo.

Liquidación por cierre o cambio de local

En este caso, los establecimientos que están de liquidación rebajan el precio de sus productos de manera excepcional, ante el cambio de local, el cese del comercio o la realización de obras que paralizarán su actividad por un tiempo prolongado. Sin embargo, este tipo de oferta solo puede durar durante un año y el propietario no podrá volver a recurrir a ella durante los próximos tres años.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?