Consejos

Aspectos que debes tener en cuenta a la hora de escoger una silla de ruedas eléctrica

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 23 de julio de 2019

2 minutos

Primero debes pensar en las medidas corporales y el nivel de lesión de la persona que la usará

Silla de ruedas eléctrica

Escoger la silla de ruedas eléctrica adecuada es una de las decisiones más importantes para todas aquellas personas que sufren problemas de movilidad, pues esta les proporciona la independiencia, la seguridad y la comodidad que tanto necesitan. Sin embargo, no siempre resulta una tarea sencilla, pues son muchos los detalles que el usuario debe tener en cuenta para adquirir el modelo adecuado.

No solo hablamos de las medidas corporales, el nivel de lesión, las dimensiones del entorno donde más tiempo pasará el individuo, la velocidad de la silla de ruedas o incluso la autonomía de la batería. Los factores a los que nos referimos son mucho más complejos y harán que tu experiencia sea aún más satisfactoria. Bajo esta premisa, ¿qué debes tener en cuenta para elegir la silla de ruedas eléctrica perfecta?

Silla de ruedas eléctrica

¿Interior o exterior?

Como acabamos de adelantar, es fundamental que el modelo que escojas se adapte a las características del entorno en el que más te vayas a mover, es decir, en interiores o exteriores. Y es que las sillas diseñadas para dentro del hogar suelen ser más estrechas, ligeras y compactas, además de que la batería tiene mucha menos autonomía, pues el usuario no suele salir demasiado de casa.

En cambio, si te mueves con soltura por la calle o fuera de tu hogar, lo mejor será una silla de ruedas eléctrica que se ajuste a estos espacios. Por lo tanto, será más grande y robusta, más veloz y con mayor autonomía, y te proporcionará una conducción más suave.

Ruedas

Además del tamaño de las mismas, el tipo de material es muy importante. Por ejemplo, las ruedas macizas apenas requieren mantenimiento y casi nunca se pinchan, mientras que las ruedas neumáticas más convencionales son más sensibles, pero también aportan un extra de amortiguación y estabilidad, al absorber mejor las irregularidades del terreno.

Tracción

Tal y como exponen desde la Asociación de Personas con Lesión Medular y otras Discapacidades Físicas (ASPAYM @ASPAYMNACIONAL), las sillas de ruedas eléctricas se dividen en tres tipos dependiendo de la tracción: central, trasera y delantera. La primera, al no necesitar tanto espacio de giro, es más facil de conducir, pero tiene menos capacidad para superar los obstáculos; la tracción trasera tiene mejor equilibrio y es más maniobrable, mientras que la tracción delantera posee un modo de conducción más complicado, ideal para las personas con experiencia, pero supera con creces los obstáculos que puedas encontrar.

Funcionalidades extra

Además de las características básicas de cualquier silla de ruedas eléctrica y los factores que acabamos de enumerar, cada modelo incluirá distintas funcionalidades que mejorarán tu experiencia. Por ejemplo, cambios de posición autónoma, el ajuste de la altura del asiento, un mando de control personalizado o basculación y reclinación eléctricas. Solo tienes que informarte sobre ellas y escoger la que más se adapte a tus gustos y necesidades.

0

No hay comentarios ¿Te animas?