Avances

Crean un cojín inteligente para evitar úlceras en las personas en silla de ruedas

Victoria Herrero

Domingo 7 de abril de 2019

2 minutos

La compresión en la piel, tras tantas horas sentados, impide la correcta irrigación de los tejidos

Silla de ruedas

En ocasiones, la tecnología trae aplicaciones fantásticas para mejorar la calidad de vida de las personas. Este es el caso de las personas con movilidad reducida que se encuentran en una silla de ruedas. Para ellos, existe una almohadilla inteligente que logra evitar las úlceras por presión que estos pacientes sufren. 

Un proyecto con la colaboración de la Fundación Isidre Esteve, creada por el conocido piloto de rally que sufrió en 2007 un accidente que le dejó en silla de ruedas, y que parte de la idea del ingeniero industrial Pedro Aguilera, en su misma situación. "Las úlceras por presión se generan por la comprensión constante que impide la correcta irrigación de los tejidos, lo que en los casos más graves degenera en necrosis, generalmente en los glúteos", explican los responsables de este sorprendente cojín denominado Prev UPP.

La irrigación se refiere al paso de la sangre por los vasos para llegar a todos los tejidos del cuerpo, algo que se dificulta en estos casos. Una situación más llevadera para esas personas que se encuentran en silla de ruedas y que, en ocasiones, sufren infecciones, dependen de tratamientos o incluso cirugía para mejorar su calidad de vida en este sentido. Y es que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 65 millones de personas a nivel mundial requieren de una silla de ruedas para desplazarse. 

Un elemento indispensable en casos de lesiones medulares, situaciones de post operatorios o para personas mayores que presentan dificultades de movilidad. En definitiva, una forma de ayudar a la normalización de la calidad de vida de estas personas y mejorar su independencia.

¿Cómo funciona este cojín inteligente?

Este sistema está formado por una batería y sensores programados que acumulan información en tiempo real y puede diferenciar los cambios en la presión del cuerpo del usuario. De esta manera, esos datos se registran en una aplicación móvil que hace que estos pacientes en silla de ruedas conozcan una serie de recomendaciones para prevenir esas úlceras por presión que se producen tras horas permaneciendo sentados. 

Por si fuera poco, este proyecto dispone de un sistema de alarma que avisa al usuario en el momento preciso en que debe cambiar de postura para evitar dichas lesiones en el cuerpo, además de controlar la distribución del peso o qué partes del cuerpo sufren más estando sentados durante tanto tiempo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?