La reforma de las Torres de Colón envuelta en la polémica

65ymás

Martes 19 de noviembre de 2019

3 minutos

Una asociación asegura que desfigura y pervierte el edificio

Torres de Colón

Las Torres Colón, obra del arquitecto Antonio Lamela (1926-2017), unos de los edificios más emblemáticos de Madrid, y su reforma se encuentran envueltos en la polémica. 

Su arquitectura suspendida fue una revolución. Torres Colón se construyó de arriba abajo. Las cabezas equivalen a la cimentación. Esta innovadora técnica es una hazaña achacable a la mirada vanguardista de su creador. De esta forma, Lamela introdujo en España un sistema arquitectónico y constructivo: la Arquitectura Suspendida. Una forma de edificar de la que entonces apenas había antecedentes en el mundo.

En la actualidad, una valla que lo rodea es la única pista de su rehabilitación. El Ayuntamiento de la capital inició el pasado mes de abril un procecimiento para proteger parcialmente estos edificios. Fue el Consejo Regional de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid el que instó a Manuela Carmena en julio de 2017 a catalogar su estructura interna.

Recientemente, se ha constituido la Asociación para la Protección de las Torres Colón, tal y como publica el diario El Mundo, desde la que se oponen a la ejecución de los trabajos de rehabilitación que, entre otras cosas, explican, "harán crecer a los edificios cuatro plantas hacia arriba". Desde la citada asociación, vinculada al Estudio Lamela, denuncian que el "proyecto desfigura y pervierte un ejemplo esencial del patrimonio arquitectónico del siglo XX".

Torres de Colón

 

Desde el actual Ayuntamiento de Madrid se ha confirmado a El Mundo que ha retomado el expediente iniciado al final de la anterior legislatura para "proteger aquellos elementos estructurales que fueron novedosos en su momento. En principio, las obras, que son interiores, no afectan a la protección".

La protección de las Torres Colón

Recientemente, el periódico ABC publicaba una tribuna firmada por Carlos Lamela, presidente ejecutivo de Estudio Lamela, que, bajo el título inequívoco de: Torres Colón, patrimonio arquitectónico del siglo XX, reclamaba la "necesaria protección" de esta obra arquitectónica.

El edificio, que fue reconocido en el Congreso Mundial de Arquitectura y Obra Pública celebrado en Nueva York en 1975 como la obra de más avanzada tecnología hasta la fecha, supuso un hito, pues casi no existían antecedentes de una construcción similar en el mundo.

Torres de Colón

 

Por este motivo, argumentaba la tribuna, el Pleno del Consejo Regional de Patrimonio Histórico instó al Ayuntamiento de Madrid para llevar a cabo sin dilación la protección de la estructura interna del inmueble, es decir, la del proyecto original que se encuentra intacta bajo la actual piel exterior. “Pues una sociedad que no respeta ni valora su pasado, es una sociedad sin futuro que se hurtará a sí misma un porvenir honrado y sostenible”, sentenciaba Carlos Lamela.

Torres de Colón
 

"No sólo respeta, sino que refuerza la estructura del edificio"

Desde Mutua Madrileña, propietaria del edificio, explican que la reforma de Torres de Colón "no solo respeta, sino que refuerza el sistema estructural y el carácter de edificio suspendido, garantizando su supervivencia y aumentando además su visibilidad", aclara Emilio Colomina, director general de Mutua Madrileña Inmobiliaria. 

"De hecho, la comisión de patrimonio del Ayuntamiento de Madrid ha dictaminado ya que el proyecto resulta totalmente compatible con la protección de la estructura interna que le requirió la Comunidad de Madrid", añade Colomina. Y es que lo que solicitó el Gobierno regional era la protección únicamente de la estructura interna de las Torres Colón.

La Comisión de Protección de Patrimonio Histórico Artístico y Natural (CPPHAN) del Ayuntamiento de Madrid que aprobó el proyecto de reforma presentado por Mutua Madrileña dictaminó de forma clara que el proyecto es compatible con la protección de la estructura interna requerida por la Comunidad de Madrid al Consistorio de la capital.

0

No hay comentarios ¿Te animas?