Madrid

Ruta por los productos y los pueblos del Norte de la Comunidad de Madrid

Antonio Castillejo

Domingo 18 de septiembre de 2022

10 minutos

Miel, carnes con Indicación Geográfica, quesos, judiones, patrimonio histórico y natural, arte...

El nuevo queso natural y 100% español que solo vende Mercadona. Foto: Bigstock
Antonio Castillejo

Domingo 18 de septiembre de 2022

10 minutos

Una de las partes más significativas de la Comunidad de Madrid es la Zona Norte de la misma que aúna una gran variedad de recursos con unas excelentes comunicaciones, una gran oferta de alojamiento y también gastronómica y multitud de ofertas de ocio.

A todo lo anterior hay que sumar además unos paisajes espectaculares entre fresnos, robles, tejos, pinos y acebos. Son tierras repletas de plantas aromáticas, extensos y ricos pastos, arroyos, bosques y unas condiciones climáticas y orográficas que se alían para ofrecer productos de calidad excepcional.

Y es que esta Comunidades un destino turístico de primer nivel por su atractivo gastronómico que omo estandarte cuenta con siete figuras de calidad diferenciada: Vinos de Madrid con Denominación de Origen, la Marca de Garantía de Aceites, la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Carne de la Sierra de Guadarrama, la Denominación Geográfica Anís Chinchón, la Denominación de Calidad Aceitunas de Campo Real, la Etiqueta de Agricultura Ecológica y los productos de la Huerta de Villa del Prado. Unas distinciones que aportan seguridad al consumidor y corroboran la excelencia de los productos madrileños.  

Asimismo, la marca garantía M Producto Certificado que viene trabajando desde 2004 ha logrado aglutinar a más de 500 empresas y destacar más de 4.000 productos hechos o elaborados en la región con una gran calidad. Entre ellos hay miel, carnes, quesos y judiones que se producen dentro de la Ruta Norte de la Comunidad de Madrid.
 

Miel con aroma a sierra

Un ejemplo de lo anterior lo encontramos con la miel. Los colmenares instalados en tierras de pastos y arbolado de las zonas de presierra y sierra producen una miel características de bosque y montaña reflejadas en colores oscuros y notas de acidez y amargor. 

Ruta por la miel de la Comunidad de Madrid. Foto: Bigstock

Además, la Sierra de Madrid es mucho más que rica en romero, jara, cantueso, brezo, fiesco, encina, roble, tomillo y espliego lo que transmite a la miel unas características propias que redundan en su excelencia, le transfieren un color que varía del pardo rojizo al amarillo oro, pasando por el ámbar, y un perfume que preludia el excepcional sabor del producto.

Una carne orgullo de Madrid

Otros productos tremendamente apreciados de los que encontraremos por la Ruta Norte de la Comunidad de Madrid sin duda son los procedentes de una ganadería que se alimentan en condiciones óptimas y presenta una cuidada selección de razas en la que priman las razas Avileña, Limusin, Avileña Negra Ibérica, Charolais que producen una excelente carne que presenta un característico color rojo brillante.

Entrecot de Carne de la Sierra de Guadarrama Siñeriz 3 1080x67

No en vano uno de los grandes orgullos de los productos que cuida con esmero la Comunidad de Madrid es la Indicación Geográfica Protegida (IGP) 'Carne de la Sierra de Guadarrama, orgullo de Madrid.

En la Comunidad de Madrid se producen tres tipos de carne según la edad y el peso del animal: la Ternera es de hembras con no más de 14 meses; el Añojo, corresponde a machos de menos de 16 meses; y por último el Cebón es de machos sacrificados como máximo a los 18 meses.

Quesos madrileños de vaca, oveja y cabra

Por lo que a la leche se refiere, las ganaderías de la zona producen leche de una excelente calidad que se somete a pasteurización sin que esto altere un ápice de su sabor y propiedades.

La Comunidad de Madrid es una región rica en productos lácteos, entre ellos los quesos madrileños de vaca, oveja y cabra. Presentan importantes propiedades sensoriales y su elaboración mayoritariamente artesana, refleja la riqueza del patrimonio gastronómico de la región.

Los 11 quesos de Lidl premiados como los mejores del mundo en 2021

Los rebaños de la Ruta del Norte de la Comunidad están formados por ovejas autóctonas de Madrid la Colmenareña y la Rubia del Molar junto a las de raza Manchega. Producen una leche entera, ordeñada mecánicamente, cuya refrigeración y recogida diaria son la mayor garantía de su pureza y calidad a la hora de la elaboración de los quesos madrileños.

Por otra parte, el cuajado se lleva a cabo coagulando la leche entera con cuajo natural para lograr un queso de gran poder nutritivo y un gusto intenso propio de su maduración.

También muy apreciado es el queso de cabra de rebaños compuestos de animales de la raza autóctona Cabra del Guadarrama de cuya leche de excepcional calidad se obtienen, tras una producción artesanal, quesos cuya pasta es de color uniforme y brillante, con textura y consistencia equilibradas, un aroma profundo y un sabor tremendamente delicado.

Su majestad el judión

Por último, las particulares condiciones climáticas y orográficas de esta zona norte de Madrid son ideales para la producción de otro producto muy especial de la Comunidad, el judión, esa variedad de judía de gran tamaño imprescindible protagonista de guisos contundentes, nutritivos y tremendamente sabrosos que apetece disfrutar en cuanto se retiran los calores veraniegos.

Judiones   Foto Wikipedia.

El judión madrileño prospera estupendamente en terrenos regados con las limpias aguas de la sierra, situados a los mil metros de altitud y dispuestos en terrazas que protegen a las plantas del frío.

Se trata de un producto madrileño que se caracteriza por ofrecer una carne tersa, mantecosa y muy fina de gran consistencia y jugosidad y un sabor característico que le hace tan reconocible como apreciado.

De pueblo en pueblo

Como ya se mencionó, todos estos productos se dan en entornos y espacios naturales de una espectacular belleza en los que encontramos una serie de pueblos que engalanan la Ruta Norte de la Comunidad de Madrid y que merece la pena conocer.

Tal es el caso de Manzanares el Real, la cuna de la Autonomía Madrileña porque en su sin par Castillo el emplazamiento se celebró en 1982 el acto de constitución de la Asamblea de Parlamentarios de Madrid.

Este Castillo Nuevo de los Mendoza, que así se llama, se construyó sobre una ermita románico-mudéjar que hoy se mantiene erguida y comenzó a levantarse en 1475. La construcción de este hermoso conjunto de grandes ventanales de arcos de medio punto con patio rectangular, dos galerías sobre columnas octogonales y circundado por una barbacana fue iniciada por el primer Duque del Infantado y finalizada por su hijo, Don Íñigo López de Mendoza.

Castillo de Manzanares el Real Foto Wikipedia

Pero, además del Castillo de los Mendoza, también merece la pena visitar en Manzanares el Real el Castillo Viejo, la Iglesia de Nuestra Señora de la Nieves, el Puente de la Cañada Real, la Fuente de las Ermitas y el Museo Etnológico  Arqueológico.

Otra de las localidades que adornan la Ruta Norte de Madrid es Torrelaguna, una localidad que conserva su pasado medieval y donde un frondoso paisaje convive con cultivos intensivos de secano y pastos para el ganado.

En Torrelaguna es imprescindible visitar la Iglesia de la Magdalena, gótica del siglo XV y declarada Monumento Histórico Artístico.

IglesiaDeLaMagdalenaTorrelaguna Foto Wikipedia

Por otra parte, la Abadía de las Madres Concepcionistas Franciscanas Descalzas data del siglo xvi y en ella destaca la capilla con portada plateresca única.

La Ermita de Nuestra Señora de la Soledad es del siglo XIV, de estilos gótico y barroco, y fue durante el siglo XVIII cuando se convirtió en ermita-santuario de la Patrona de la localidad.

Podremos admirar la Ermita de la Virgen de la Soledad, patrona de Torrelaguna, la Ermita de San Sebastián o sus curiosas murallas que fueron levantadas por los vecinos, utilizando como fosos dos arroyos.

Parada obligada en la Ruta Norte es Buitrago de Lozoya, una de las más bellas joyas de la Comunidad de Madrid y enclavada en mitad del Valle de Lozoya. Allí es much más que recomendable recorrer sus muallas, un recinto defensivo de más de 800 metros y de origen musulmán construido en el siglo XI que fue restaurado casi continuadamente hasta 400 años después.

Buitrago del Lozoya Foto Wikipedia

El Puente del Arrabal o Puente Viejo sobre el río Lozoya es el encargado de comunicar el recinto amurallado con el antiguo arrabal de la ciudad

Otro hito de la historia de Buitrago de Lozoya es su Alcázar, un conjunto arquitectónico gótico-mudéjar del siglo XV en el que la influencia árabe es evidente y que tiene planta rectangular, siete torres y un patio de armas central.

La Casa del Bosque es una interesante casa de campo para recreo de los duques del Infantado que fue construida a principios del siglo XVII siguiendo los modelos de las villas italianas.

La Iglesia de Santa María del Castillo fue concluida en 1321 y consta de una sola nave, de planta y alzados góticos con la entrada principal en estilo gótico flamígero y la torre mudéjar.

Por último, Buitrago también tiene un interesante Museo Picasso formado con las que reunió y donó al pueblo el que fuera peluquero e íntimo amigo del artista, Eugenio Arias, natural de esta localidad madrileña.

En Montejo de la Sierra impresionan sobre todo sus espacios naturales, destacando entre todos ellos el imprescindible Hayedo de Montejo. Es este uno de los hayedos más meridionales de Europa, un bosque de hayas de 250 hectáreas situado en las faldas de la sierra de Ayllón en el límite con la provincia de Guadalajara y el río Jarama.

Hayedo de Montejo. Foto Ayto. de Montejo

En cuanto al núcleo urbano es recomendable visitar la Iglesia Parroquial de San Pedro y la Ermita de la Soledad.

Todavía en plena Sierra llegaremos a Rascafría, una zona bellísima, de alto valor paisajístico entre espesos bosques de robles y pinares que alternan con prados.

Allí, en el Valle Alto del Lozoya, se encuentra el Monasterio de El Paular, Monumento Nacional desde 1876. La primera Cartuja de Castilla fue fundada por la Casa Real de los Trastámara en 1390 y se convirtió pronto en unos de los más importantes monasterios de España, reflejo del poderío social y económico de la orden de los cartujos.

Monasterio de El Paular. Foto Wikipedia

También conviene no olvidar en Rascafría la Iglesia de San Andrés Apóstol que data del siglo XV y conserva bóvedas góticas y artesonado del XVI en su nave central. La Casona del siglo XIV que se encuentra cerca de la Iglesia es un conjunto de edificios de dos plantas, huerta y jardín. Y la Antigua Casa de Postas, en la plaza de la Villa, construida en 1726 según reza en el dintel de una de sus ventanas.

En la zona urbana hay que destacar dependencias agropecuarias y viviendas rurales dispersas por su entramado, con distintos edificios y conjuntos de interés como la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol, La Antigua Casa de Postas, el Ayuntamiento o La Casona.

La última parada de esta Ruta Norte de la Comunidad de Madrid nos lleva a Navacerrada con su estación de esquí. 

Inmersa en bosque de pino y roble, en Navacerrada no hay que dejar de pasear por su casco histórico, donde podremos admirar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de las Nieves, la Fuente de los Poetas y sobre todo la Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad.

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora en Navacerrada. Foto Wikipedia

Sobre el autor:

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo es abogado y periodista. Comenzó su carrera profesional en la Agencia Fax Press dirigida entonces por su fundador, Manu Leguineche, en la que se mantuvo hasta su desaparición en 2009. Especializado en información cultural y de viajes, desde entonces ha trabajado en numerosos medios de prensa, radio y televisión. Actualmente volcado con los mayores en 65Ymás desde su nacimiento.

… saber más sobre el autor