Alimentación

Alimentos afrodisíacos: ¿realmente afectan al deseo sexual?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 15 de junio de 2019

2 minutos

Muchas personas recurren a estos alimentos para aumentar su libido antes de mantener relaciones

Alimentos afrodisíacos: ¿realmente afectan al deseo sexual?

Como bien es sabido, los afrodisíacos son sustancias que incrementan el deseo sexual. Un término que deriva del nombre de la diosa griega del amor, Afrodita, que además de representar la belleza, está relacionada con la fecundidad. Debido a este increíble poder, son muchas las personas que recurren a los alimentos afrodisíacos para aumentar su libido antes de mantener relaciones sexuales. Un grupo al que pertenecen ingredientes sumamente conocidos como la canela, las ostras y la vainilla, entre otros.

Sin embargo, es inevitable que mucha gente se cuestione esta curiosa cualidad. ¿Realmente influyen los alimentos afrodisíacos en nuestro apetito sexual? ¿Qué efectos provocan en el organismo para conseguirlo? La opinión de los expertos al respecto es de lo más variada.

Sin evidencias científicas al respecto

En sus orígenes, los alimentos afrodisíacos eran aquellos cuya apariencia evocaba la sensualidad, al recordar a los órganos genitales. Sin embargo, con el paso del tiempo, este término ha evolucionado hacia una creencia que algunos expertos consideran inexistente: que su composición sí incide en el deseo sexual.

Sin ir más lejos, un estudio realizado por la Universidad de Guelph, en Canadá, analizó durante un largo periodo de tiempo las propiedades nutricionales de decenas de alimentos animales y vegetales, llegando a la conclusión de que ninguno ejercía realmente su papel como afrodisíaco natural. Al menos en el caso de la mayoría de productos que forman parte de este grupo, donde también se encuentran el aguacate, el jengibre, el plátano o el ajo.

Es cierto que algunas hierbas o alimentos sí que tienen la cualidad de estimular la producción de hormonas u otras sustancias químicas que afectan a la libido. Sin embargo, su consumo debe ser desmesurado para que el individuo realmente note sus efectos, siendo entonces una reacción practicamente inapreciable. Una afirmación que se sustenta también en la poca evidencia científica que repalda el carácter afrodisíaco de dichos ingredientes. Eso sí, siempre existe alguna excepción.

El chocolate y el vino tinto sí son afrodisíacos

Al parecer, el chocolate y el vino tinto son los dos únicos alimentos afrodisíacos que la ciencia respalda, debido a los nutrientes y sustancias que forman parte de su composición. En el caso del chocolate, la responsable es la feniletilamina, una hormona que se produce cuando estamos enamorados y que podría ayudar a aumentar el deseo sexual. No obstante, para disfrutar de sus efectos, debes recurrir al chocolate más puro que encuentres, pues solo en él reside dicho compuesto.

Por otro lado, el vino tinto es considerado un afrodisíaco debido a la sugestión que provoca su consumo. Además, un estudio realizado en el hospital Santa María Nuova, en Florencia, reveló también que este elixir aumenta la presión sanguínea en las zonas erógenas de la mujer y que el etanol que posee, al ser una bebida alcohólica, también podría estimular una zona del cerebro que controla los niveles hormonales. Siempre y cuando su ingesta sea moderada, pues un exceso provoca el efecto contrario.

0

No hay comentarios ¿Te animas?