Alimentación

Frutas exóticas que quizá no conoces y te sorprenderán con sus buenas propiedades

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 19 de mayo de 2019

2 minutos

No solo aportan importantes nutrientes, sus formas y colores hacen que resulten de lo más apetecible

Frutas exóticas

Algunas como el aguacate, el coco, o la piña son muy familiares y en muchos casos forman parte de la dieta habitual, pero hay otras que pueden resultarnos desconocidas, aunque empezamos a encontrarlas en el supermercado.

Su color suele llamar la atención y es una buena idea animarte a probarlas para que así, tengas más variedad a la hora de incrementar la ingesta de fruta en tu dieta, un hábito siempre saludable.

… ¿y eso qué es?

Es tal la cantidad de futas que existen en el mundo que, sin duda, podrías comer una distinta cada día. Entre las más curiosas y además ricas en nutrientes, que poco a poco comienzan a hacerse un hueco como postre o en preparaciones culinarias, se encuentran:

  • Litchi. Es una de las frutas exóticas de moda, a la que se atribuyen incluso propiedades curativas no confirmadas. Este fruto oriental pequeño, redondo y de piel rojiza guarda en su interior una pulpa blanca dulce y jugosa. Es rica en vitamina C y una buena fuente de potasio, calcio y magnesio. La Fundación Española de Alimentación (FEN) señala que la mejor época para encontrarlas en España es la que va de diciembre a febrero.
  • Pitaya. La también llamada fruta del dragón es de las más “raritas”. Su exterior duro y de vivos colores, amarillos y naranjas, protege su pulpa interior sembrada de pepitas oscuras. Contiene una gran cantidad de agua, por lo que su valor calórico es muy bajo. Al igual que el caso anterior, aporta vitaminas pero, además, la pitaya de pulpa roja de puede dar cantidades considerables de betacarotenos (pro vitamina A) junto a minerales como el fósforo y el calcio. Buen antioxidante a incluir en tus menús.
  • Carambola. Bonita es un rato, porque su forma de estrella y su vivos colores verdes y amarillos la hacen inconfundible y dan ganas de comerla. Precisamente su original forma está consiguiendo que cada vez sea más habitual encontrarla en platos de prestigiosos restaurantes, entre otras cosas por lo decorativa que resulta. Como lugares de producción, la plataforma Horticom señala Malasia, Tailandia, Indonesia y Brasil. Su piel es fina y su interior jugoso pero crujiente, con un sabor ligeramente ácido. Vitamina C y minerales forman su carta nutricional de presentación.
  • Kaki. Es de las frutas tropicales de toda la vida que vuelve a tener mucha relevancia. Procede de Asia y su aspecto recuerda a una mezcla entre tomate y manzana. Es una importante fuente de potasio y contribuye a favorecer el tránsito intestinal por su aporte en fibra.
  • Maracuyá. El Fruto de la Pasión es un alimento rico en antioxidantes y con propiedades antiinflamatorias. Su pulpa gelatinosa y con pepitas tiene un sabor difícil de definir, una mezcla perfecta entre dulce y ácido. Puede tomarse tanto en crudo como en zumos, batidos y mermeladas. También aporta fibra y vitaminas, entre ellas la B3 o niacina
0

No hay comentarios ¿Te animas?