Alimentación

Ideas para que tomes más fruta si no te va demasiado o quieres variar

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 9 de mayo de 2019

2 minutos

Tienes muchas opciones originales para incluir la fruta en tu dieta y aprovechar sus beneficios

Ideas para que tomes más fruta

Sabemos que la fruta es esencial en una dieta equilibrada, pero en la variedad y en cierta creatividad a la hora de presentarla y comerla, está el secreto para no aburrirnos de la clásica y "desangelada" pera o manzana.

Hay tantas frutas distintas que seguro que te queda alguna por probar. Todas poseen características propias y, la mayoría, tal como señala la Fundación Española de Nutrición (FEN), son una excelente fuente de hidratación, por su alto contenido en agua, al que hay que sumar un aporte interesante de vitaminas, minerales, hidratos de carbono simples, para llenarnos de energía inmediata, y fibra, esencial para favorecer el tránsito intestinal.

Como aconseja la Fundación Dieta Mediterránea, fíjate en el calendario y aprovecha la fruta de temporada, porque es la que se encuentra en su momento óptimo de maduración, repleta de buenas propiedades (y además está mejor de precio). Es el momento de tomar  la fruta de otra manera.

Alternativas para comer más fruta en forma de sencillas propuestas

Es una pena limitar la ingesta de fruta al clásico zumo de naranja por la mañana y a tomar una pieza determinada como postre. Estos dos hábitos son una magnífica y sana costumbre, pero la fruta puede darte mucho más juego a la hora de crear novedosas preparaciones, por ejemplo:

  • Añadirla troceada a las ensaladas es una buena manera de alegrar el plato, aportándole un colorido más atractivo y, lo más importante, una mayor riqueza en cuenta a nutrientes. Las consideradas exóticas, como el mango, la papaya o el kaki, dan un excelente resultado y aportan un toque de sabor más o menos dulce. También los frutos rojos, especialmente cerezas, arándanos y granada, casan a la perfección con los vegetales que puedas añadir en tu preparación. El exterior de muchas frutas de cáscara gruesa (piña, sandía, naranja...) puede convertirse en un bol ideal para la mejor presentación.
  • Si no lo has hecho nunca, prueba a freir o a dar un golpe de plancha a algunas frutas y te sorprenderá el resultado. Unas rodajas de piña, que suelten su dulce jugo por efecto del calor, pueden ser una estupenda guarnición para cualquier plato de carne, sobre todo de aves (pollo, pavo…). Si no te apetece un plátano crudo, ponlo en una sartén con  unas cucharadas de aceite de oliva y deja que se haga a fuego lento… un postre ideal, que también encantará a tus nietos.
  • Combinar frutas de distintos colores en una brocheta es también una deliciosa manera de tomarla casi sin darte cuenta. Kiwi, mandarina, fresas, trozos de melocotón o de sandía… una manera diferente de tomar una macedonia completa.

Tienes muchas más posibilidades, desde hacer zumo y, con un molde elaborar polos naturales, perfectos para los días más calurosos, hasta preparar batidos mezclando la fruta con leche o con el helado que prefieras. Por último, recuerda que, si te sobra fruta de temporada, puedes aprovechar para hacer mermeladas y compotas, que te vendrán genial cuando vuelva el invierno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?