Alimentación

¿Qué es la nutrición ortomolecular? ¿Es realmente saludable?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 2 de septiembre de 2019

2 minutos

Esta pauta, para algunos desaconsejable, se basa en el consumo de altas dosis de vitaminas

¿Qué es la nutrición ortomolecular?

Si enumerásemos todas las tendencias y corrientes asociadas a la alimentación y la nutrición, posiblemente tardaríamos tiempo en hacer un repaso por todas ellas. A lo largo de estos meses hemos ido desgranando en varios artículos algunas de las dietas o pautas nutritivas con más seguidores o que han surgido recientemente. Hoy te descubrimos todo sobre la denominada nutrición ortomolecular y si realmente resulta beneficiosa o no seguirla; sobre todo en el caso de las personas mayores.

Antes de nada es importante dejar claro que alimentarse no es lo mismo que nutrirse. Mientras que con la alimentación satisfacemos la necesidad básica de ingerir alimentos para vivir, con la nutrición lo que se hace es digerir y asimilar los nutrientes de esos alimentos para mantener el bienestar y la salud de nuestro organismo. 

​Riesgos y contraindicaciones de este tipo de nutrición

Esta forma de nutrición alternativa se basa en el uso de dosis muy altas de vitaminas u otras sustancias que ya se encuentran de forma natural en nuestro organismo.

Una dieta específica en la que se elimina todo rastro de azúcares, lácteos o grasas saturadas; y que se complementa con el consumo de suplementos nutricionales. Y es en este punto, o mejor dicho en esa cantidad de complementos, cuando surgen las primeras controversias sobre la nutrición ortomolecular.

¿Qué es la nutrición ortomolecular?

Para algunos se trata de una tendencia no exenta de riesgos y peligros. Así lo justifican expertos de la Real Academia Nacional de Medicina de España (@ranm_es) o de la Sociedad Americana de Cáncer (@AmericanCancer), que defienden que no hay resultados científicos concluyentes que demuestren las "posibles bondades" de este tipo de nutrición, así como la seguridad para nuestro organismo en caso de seguirla. 

Así, las advertencias de estos expertos vienen de la mano de la ingesta excesiva de algunos de estos compuestos, como vitaminas o minerales, que pueden provocar cálculos renales, hemorragias, toxicidad del hígado o del sistema nervioso, diarrea o fragilidad en el pelo y las uñas, entre otros problemas de salud.

Afirmaciones que chocan con los argumentos de los seguidores de este tipo de alimentación, que defienden que la nutrición o medicina ortomolecular emplea estos elementos que ya existen en nuestro cuerpo de forma natural "con el propósito de restituir el equilibrio nutricional del individuo".

En lo que ambas partes se ponen de acuerdo es en lo saludable que resulta que nuestro organismo tenga un buen aporte de vitaminas y minerales, pero como dicen los primeros expertos, siempre en su justa medida. Así, manifiestan, si vamos a aumentar la dosis, lo mejor es consultar antes con un médico, que nos aconsejará la pauta y el tratamiento más adecuado en cada caso. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?