Cuídate

¿Es bueno incorporar suplementos de soja en nuestra dieta?

Ruth Macarrón

Sábado 27 de abril de 2019

2 minutos

Muy empleada en oriente, se recomienda para reducir los niveles de colesterol y mejorar la salud

Suplementos de soja (Bigpictures)

La soja es un grano que se ha empleado en la alimentación desde hace 5.000 años. Su consumo, muy habitual en los países asiáticos en forma de grano o semillas, o preparado como el tofu o el tempeh, se ha popularizado en los países occidentales. En España, la bebida de soja es la más habitual para los intolerantes o alérgicos a la lactosa, y sus virtudes han hecho que proliferen los suplementos de soja en las farmacias y herbolarios, pero, ¿son tan sanos como parecen? Te contamos si deberías incorporarlos a tu dieta.

¿Cuáles son las propiedades de la soja?

De acuerdo con la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, la soja puede ayudarnos a bajar los niveles de colesterol en sangre, en concreto del colesterol total y el LDL, el colesterol malo. El consumo de al menos 25 gramos de soja al día, incluida en una dieta baja en grasas, podría ayudarnos a protegernos de sufrir trastornos cardiacos. Además, las isoflavonas de la soja actúan como antioxidantes y favorecen la vasodilatación, por lo que sustituir alguna ración de proteínas animales por la proteína vegetal de la soja parece una buena idea a cualquier edad.

Los suplementos se han recomendado ampliamente para mujeres en época pre y menopaúsica. Parece que esas isoflavonas están emparentadas estructuralmente con los estrógenos, hormonas humanas que, cuando crecen de manera descontrolada, están relacionadas con algunos tipos de cáncer. Sin embargo, estos estrógenos vegetales son más endebles que los humanos, y son capaces de reducir el riesgo de comenzar este tipo de procesos, según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

¿Es bueno incorporar suplementos de soja en nuestra dieta?

A pesar de todas sus virtudes, y de los múltiples estudios que se han hecho al respecto, los investigadores no llegan a comprender del todo los mecanismos de acción de la soja. Si bien estaría indicada en mujeres de edad fértil, por su valor anticancerígeno, parece que no tendría los mismos efectos en mujeres menopaúsicas o que ya presentan algún tipo de cáncer.

Las recomendaciones de la FDA, la Sociedad para el Control de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos, apuntan incorporar la soja en nuestra dieta, siempre buscando alimentos que tengan un alto contenido en proteína de soja aislada, como algunos preparados, la harina, semillas, el tempeh o el tofu.

Los suplementos de soja, preparados a base de concentrado de isoflavonas de soja, pueden ayudar con algunos de los síntomas asociados a la menopausia, pero no son útiles para bajar el colesterol. Ejercicio moderado, dieta mediterránea y la incorporación de algunos alimentos como las nueces a nuestro día a día también pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud cardiovascular de una manera más sencilla.

0

No hay comentarios ¿Te animas?