Alimentación

El panga sigue envuelto en la polémica: ¿es tan malo su consumo?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 11 de junio de 2019

2 minutos

Debido a su precio, el panga ha sido durante años uno de los pescados más consumidos de Europa

¿Es el consumo de panga tan perjudicial como parece?

El panga ha sido durante muchos años uno de los pescados más populares en España, debido a su precio reducido y su versatilidad en la cocina. Sin embargo, con el tiempo se descubrió un oscuro secreto que ahora ha relegado a esta especie a lo más bajo de la industria alimentaria. Y es que, según demostraron numerosos estudios y organismos especializados, el panga procede de uno de los ríos más contaminados del mundo, el Mekong (Vietnam), sumamente perjudicial debido a la gran cantidad de mercurio y pesticidas que se encontraron en sus aguas.

Tal y como explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en uno de sus trabajos, “en 4 muestras de panga de las 23 analizadas, encontramos un herbicida, la trifluoralina, que ha sido prohibida en Europa. También detectamos mercurio, un metal pesado, en 9 de las 29 muestras de panga y perca analizadas”. Unos datos que ponen en evidencia el alcance del problema.

Ya han pasado un par de años desde este descubrimiento, pero el recelo del consumidor hacia este tipo de pescado sigue vigente. Bajo esta premisa, ¿realmente es tan nocivo el consumo de panga?

Panga

En la cantidad está el secreto

El análisis publicado por la OCU en 2017 aseguró que las cantidades de mercurio presentes en el panga infectado no superaban el límite legal de 0,5 mg/kg, pero sí presentaban la mitad de dicha cifra. Sin embargo, “ninguno de los dos contaminantes encontrados suponen aisladamente un riesgo inmediato para la salud, pero estos residuos deben ser tenidos en cuenta para realizar los controles y recomendaciones oportunos a la población”, añade.

Además, según explican también desde la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, si dicha especie se puede encontrar en el mercado, es que ha superado los controles e inspecciones impuestos por las autoridades sanitarias. “Estos controles incluyen controles físicos, realizando análisis de laboratorio. Si se detectan sustancias prohibidas o no autorizadas, además de rechazar inmediatamente el producto, se intensifican los controles de las siguientes expediciones de la misma procedencia”, aseguran.

Por lo tanto, el consumo de este tipo de pescado no es perjudicial, siempre y cuando no se recurra a él en extremo (apenas un día a la semana) y adquieras el producto en una tienda o establecimiento de confianza. Eso sí, esto no significa que el panga sea un pescado de lo más saludable, de hecho, es uno de los más pobres en materia de nutrición.

Un pescado sin valor alguno

Si compras panga, no solo te expones a esas pequeñas cantidades de mercurio o pesticidas de las que antes hablábamos, también incluyes en tu dieta diaria el pescado blanco con menos proteínas y ácidos grasos Omega-3 del mercado, dos de los nutrientes esenciales que el organismo necesita. Motivo por el que los expertos sí desaconsejan su consumo, sobre todo en comparación con otras especies.

0

No hay comentarios ¿Te animas?