Alimentación

¿Es peligroso el mercurio que se encuentra en los alimentos?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 6 de junio de 2019

2 minutos

Se encuentra sobre todo en el pescado, pero siguiendo ciertas pautas no es un riesgo para la salud

Es peligroso el mercurio que se encuentra en los alimentos

El mercurio se encuentra de forma natural en el agua, el aire y el suelo. La Organización Mundial para la Salud (OMS) lo ha calificado como uno de los diez productos químicos con mayores repercusiones para la salud y con efectos tóxicos para los humanos, sobre todo, para embarazadas y niños. Actualmente hay muchos productos manufacturados con esta sustancia como las pilas, bombillas, termómetros, cosméticos o productos farmacéuticos, entre otros. El metilmercurio, que es la forma más tóxica de este metal líquido, está presente principalmente en peces y mamíferos marinos de agua dulce, muchos de los cuales ingerimos.

Bioacumulación del metilmercurio

Estos animales poseen metilmercurio porque se bioacumula en su entorno, es decir, presenta mayores concentraciones en este. A su vez se biomagnifica, lo que quiere decir que los ejemplares que tienen más edad tendrán más cantidades y cuanto más arriba se encuentren dentro de la cadena alimentaria también. Es por ello que los peces predadores, los de mayor tamaño, poseen un porcentaje mayor de esta sustancia. Aunque desde la OMS aseguran que los pequeños también pueden tener importantes concentraciones del metal, en especial si las aguas están contaminadas.

Se sabe que todas las personas tienen cantidades ínfimas de metilmercurio tanto por su presencia en el medio ambiente como por el consumo de pescados y mariscos. Si su ingesta es muy elevada puede afectar al desarrollo del sistema nervioso central del feto, atacando a determinadas funciones cerebrales. Algunos estudios han demostrado cierta relación con una ganancia de peso y perjuicios sobre la función locomotora o la auditiva, informa en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aecosan).

Se puede o no tomar pescado

Conociendo esta realidad, la pregunta es si podemos seguir comiendo pescado sin perjudicar nuestra salud. La respuesta por parte de la Aecosan es que sí. Este tema no es nuevo, se conoce desde hace tiempo y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) determinó una ingesta semanal tolerable en 1,3 µg/kg de peso corporal. Además, hay establecidos unos niveles máximos de mercurio en los pescados que consumimos regulados por una normativa de la UE.

Tras realizar las pertinentes valoraciones la recomendación de la EFSA es que los pescados y mariscos constituyen una importante fuente de energía y proteínas de alto valor biológicas. Además, de contener otros minerales, vitaminas y ácidos grasos poliinsaturados. Por lo tanto, incluirlos en la dieta aporta beneficios para la salud.

De hecho, la EFSA apunta que tomar entre una o dos raciones de pescado/marisco a la semana y hasta tres o cuatro durante el embarazo se vincula con unos mejores resultados funcionales del desarrollo neuronal en los niños en comparación con su ausencia en la dieta. Las mismas cantidades también se asocian con un menor riesgo de mortalidad por enfermedad cardiaca coronaria en adultos, y son compatibles con las recomendaciones en gran parte de Europa.

Por último, recordar que en general las especies de pescado con más mercurio son el pez espada, el tiburón, el atún rojo y el lucio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?