Alimentación

¿Qué papel juegan los fitoestrógenos en la alimentación de la mujer?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 15 de mayo de 2019

2 minutos

Son beneficiosos en general para la salud y en concreto para las mujeres durante la menopausia

Qué papel juegan los fitoestrógenos en la alimentación de la mujer

Los fitoestrógenos son unas sustancias biológicamente activas que se encuentran en algunos alimentos. Se caracterizan por tener una estructura similar a la de los estrógenos, las hormonas sexuales femeninas. Varios estudios han demostrado que esta singularidad hace que cuando son ingeridos por los humanos producen efectos beneficiosos para la salud, en especial para las mujeres y durante la menopausia. Pero, ¿sabemos dónde se encuentran estos compuestos?

Isoflavonas

En el año 1931, se descubrió que la soja contenía importantes cantidades de un fitoestrógeno, las isoflavonas. En concreto y principalmente en los granos de soja, que se consume de forma abundante en Japón y otros países asiáticos. Los taiwaneses y coreanos, ingieren entre 20-150 mg/día de isoflavonas, y las japonesas alrededor de 200 mg/día, con una media de unos 40 mg de tofú y mijo. En cambio, la dieta occidental habitual solo contempla unos 5 mg/día de isoflavonas, según se apunta en una revisión de estudios que bajo el título Fitoestrógenos -isofavlonas- y menopausia, han realizado varios especialistas del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

No solo se trata de tomar soja y ya está, influye mucho cómo se consuma este producto. Lo que recomiendan los expertos es que se coma sin procesar o en forma de pan, y que las tomas se repartan a lo largo del día porque así se absorbe mejor.

Varios estudios aseguran que los fitoestrógenos que contiene la soja ayudan a aliviar los sofocos de la menopausia. También se les atribuyen otros beneficios sobre todo en lo referente a la reducción de riesgos cardiovasculares, de cáncer de mama o endometrio y también de la osteoporosis.

No obstante, los expertos puntualizan que los efectos de la soja no son iguales para todas las personas, porque no todas absorben de igual manera sus compuestos.

Lignanos y cumestranos

Las isoflavonas se encuentran principalmente en las semillas, leche y harina de soja, pero algunas frutas, cereales y legumbres las poseen aunque en cantidades muy pequeñas.

Otros fitoestrógenos son los lignanos y los cumestranos. Los primeros se hallan en los guisantes, algunos cereales integrales, distintos tipos de té y semillas de lino. Los cumestranos son habituales en semillas variadas además de las de soja, en la alfalfa y las coles, y en el pan.

0

No hay comentarios ¿Te animas?