Alimentación

Las propiedades nutricionales y cosméticas de la cúrcuma

Teresa Rey

Sábado 23 de noviembre de 2019

2 minutos

Es una especia de moda, pero su uso en la medicina ayurvédica es ancestral

Propiedades de la cúrcuma (Creative commons)

La cúrcuma es una especia de moda, pero lo cierto es que su uso culinario y el conocimiento de sus propiedades en campos como la cosmética no es algo moderno. Es muy conocida en el ámbito de la fitoterapia y en la cultura oriental, especialmente en la medicina ayurvédica, que proviene de la India. En líneas generales se la conoce por los antioxidantes que posee y por sus propiedades antiinflamatorias.

Desde la Sociedad Española de Fitoterapia (Sefit), aseguran que es uno de los productos naturales que más investigaciones ha suscitado. Los beneficios de esta planta Curcuma Longa, se hallan en la curcumina, su principal componente. Aunque se puede comer cruda, hoy en día dentro del ámbito culinario la encontramos principalmente como especia.

Propiedades nutricionales de la cúrcuma

Antiinflamatoria

Diversos estudios indican que la cúrcuma suprime la activación del NF-kB, un complejo relacionado con la inflamación del músculo. Esto se traduce en un efecto músculo-protector y en una reducción de este trastorno muscular. De hecho, también hay investigaciones que indican que puede prevenir la pérdida de masa muscular y reducir los dolores ocasionados por las agujetas al realizar ejercicios excéntricos, según declaraciones del doctor Franchek Drobnic, del Departamento de Investigación del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallés (Barcelona), en la jornada ‘Fitoterapia y Salud Osteomuscular’, organizada por Sefit y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) durante 2016.

También se han realizado ensayos en los que se han comparado las propiedades de la cúrcuma con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), y estos han concluido que puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación en personas con osteoosteoporosis y artritis reumatoide, tal y como relata Fern Green en su libro Cúrcuma Mágica. 70 recetas deliciosas para descubrir la cúrcuma. (Lunwerg Editores).

Por otro lado, ciertas investigaciones aseveran que actúa como un “analgésido moderado”, algo que unido a sus cualidades bioestimuladoras de otras sustancias ayuda en tratamientos antinflamatorios y antiálgicos (para disminuir el dolor).

Gastritis y acidez

De igual modo, se habla de las propiedades de la cúrcuma para abordar problemas de gastritis y acidez, porque contribuye a paliar la hinchazón y los gases. Además, estimula el flujo biliar, bueno para descomponer la grasa de los alimentos.

Colesterol

La escritora asegura en su obra que ha quedado probado que solo usando la cúrcuma como condimento, pueden disminuir los niveles de colesterol.

Prevención de alzhéimer

Algunos estudios apuntan a que previene la acumulación de placas beta-amiloide, relacionadas con la enfermedad de Alzheimer.

Cicatrizante y antioxidante

Se le atribuyen cualidades cicatrizantes y antioxidantes, por lo que se usa en distintos productos cosméticos. Para el acné en concreto, Fern Green asegura que las bacterias que lo causan pueden combatirse con un par de gotas de aceite esencial de cúrcuma antes de irse a dormir.

0

No hay comentarios ¿Te animas?