Alimentación

Trucos para reconocer si el pan es bueno

Victoria Herrero

Lunes 13 de mayo de 2019

1 minuto

Desconfía de piezas perfectas, que tengan la miga demasiado blanca o que no desprendan aroma

Hogazas de pan (bigstock)

Somos paneros y nos gusta el pan. Eso no se discute. Sin embargo, las cifras del sector nos dicen lo contrario ya que el consumo de este alimento en los hogares sigue bajando año tras año. Según la Asociación de Española de la Industria de la Panadería, Bollería y Pastelería, cada español compró de media 2,4% menos de pan en 2018 con relación al año anterior. Una bajada que no comparte el sector de las masas destinadas a la fabricación de bollería que ha visto cómo crecen las ventas en casi un 5%. 

Sin embargo, pese a estar cada día en nuestra mesa, no sabemos mucho de pan. Y no digamos ya de la cantidad de versiones artesanales que se venden hoy en día con todo tipo de masas y levaduras. Por eso te dejamos este decálogo para que te hagas todo un experto del mundo de la miga cuando vayas a la panadería:

No hay barras de pan perfectas

No es un producto hecho milimétricamente, salvo que no se haga de forma artesanal. En este último caso el pan es diferente cada día y no hay dos piezas que sean iguales. Incluso partiendo de la mano del mismo maestro panadero.

El secreto está en la miga

El interior de una barra de pan nos puede decir mucho sobre la calidad de la misma. Fíjate en la miga:

  • Si ves que es demasiado blanca puede que se haya hecho con harina muy refinada, que ha perdido parte de sus nutrientes y de su sabor, dentro de un proceso industrial. 
  • Si la miga tiene agujeros irregulares y grandes estamos ante un pan de calidad.
  • Si al tocarla notas que es muy elástica y se estira como si fuera goma, que no te lo vendan como pan artesanal ya que no lo es.

Lo que dice la corteza

El exterior de esa hogaza de pan también nos da bastante información sobre si es bueno o malo. Siempre es preferible elegir panes con corteza gruesa que debe ser crujiente y, según la especialidad, brillante y de diferentes tonos dorados o tostados

Si no huele a pan...

El aroma a pan recién hecho es inconfundible. Y nos da pistas si nos tratan de colar un pan de poca calidad. Así, si al acercarnos esa barra notamos ese olor a pueblo, a horno antiguo, a campo o a semillas, no te estarás equivocando. Llévatelo a casa. 

1
marga Hace 5 meses
También es muy importante el peso. Las barras que encontramos generalmente son muy ligeras, han aumentado su volúmen con aditivos químicos únicamente y en muy poco tiempo. El pan artesano, con masa madre que es un fermento natural ,procedente de la propia harina,pesa y requiere horas y horas para aumentar su tamaño. Esto garantiza una mejor digestión ya que el proceso de fermentación se realiza antes de ingerirlo.