Avances

Desarrollan un tatuaje electrónico para combatir las enfermedades cardiovasculares

Verónica Mollejo

Foto: Universidad de Texas

Lunes 22 de julio de 2019

3 minutos

Esta tecnología, que podría salvar miles de vidas, ha sido desarrollada por la Universidad de Texas

Tatuaje electrónico contra las enfermedades cardiovasculares
Verónica Mollejo

Foto: Universidad de Texas

Lunes 22 de julio de 2019

3 minutos

Tal y como alerta la Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon), las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, que representan el 30% del total de los fallecimientos. Un terrible destino que, según indica también este organismo, se puede evitar adoptando unos hábitos de vida saludables que incluyen el abandono del consumo de alcohol y tabaco, practicar ejercicio físico con regularidad y seguir una alimentación sana y equilibrada.

Sin embargo, junto a estos métodos de prevención, de sobra conocidos por todos, el mundo de las nuevas tecnologías se ha unido a la causa con un sorprendente avance. Un grupo de ingenieros de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, ha desarrollado un dispositivo que podría salvar la vida de millones de personas en todo el mundo y que consiste, básicamente, en un tatuaje electrónico. ¿Cómo funciona?

Contra el riesgo cardiovascular

El tatuaje que podría salvar vidas

Hecho a base de fluoruro de polivinilideno termoplástico y grafeno, este tatuaje se puede colocar en la piel y en el corazón del paciente para medir toda una variedad de respuestas corporales, desde las señales eléctricas hasta las biomecánicas. De esta forma, proporciona una imagen mucho más completa de la salud de este órgano que los procedimientos que se utilizan en la actualidad.

Según explican sus creadores, el tatuaje "mide la salud cardíaca de dos maneras, tomando lecturas de electrocardiógrafo (ECG) y sismocardiógrafo (SCG) simultáneamente". La primera de estas pruebas registra las tasas de actividad eléctrica cada vez que el corazón late, mientras que la sismocardiografía es una técnica de medición que recurre a las vibraciones del tórax asociadas a los latidos cardíacos. Así, la combinación de ambas supone un control exahustivo del estado del corazón, al obtener información adicional gracias al SCG.

Los materiales con los que está fabricado son tan livianos y elásticos que permiten que el tatuaje permanezca instalado durante periodos prolongados de tiempo sin que el paciente sienta su presencia. Además, dicha tecnología está vinculada a una aplicación móvil que permitirá, tanto al individuo como a su médico, realizar un seguimiento remoto y constante de su salud. Sin olvidar la correlación de imágenes digitales en 3D que también proporciona para mapear las vibraciones del pecho y los latidos del corazón en tiempo real.