Salud

El alcohol sienta peor a los mayores de 40 años

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 14 de mayo de 2019

2 minutos

Un informe publicado por la plataforma DRINKiQ ha demostrado los efectos del alcohol en mayores

Beber alcohol puede ser más peligroso para nuestro cuerpo en verano

Aunque muchos recurren a él por la inhibición que produce, pues estimula el centro del placer y la recompensa del sistema nervioso central, aumentando la liberación de dopamina; el alcohol también causa estragos en el organismo. Como bien es sabido, puede favorecer la aparición de enfermedades gástricas o hepáticas, aumentar la actividad cardíaca, pudiendo provocar hipertensión arterial; impedir la producción de glóbulos rojos y blancos, un efecto vinculado a la anemia; disminuir el deseo sexual y causar incluso disfunción eréctil, entre otros problemas.

Siempre se ha creído que estos efectos son mucho más poderosos en las personas jóvenes, sin embargo, un estudio ha demostrado que el alcohol causa muchos más destrozos en la tercera edad. Lo que no impide que siga siendo nocivo para cualquier persona. De hecho, este informe sigue haciendo especial hincapié en la importancia de mantener los límites de edad en lo que a consumo de alcohol se refiere. Bajo esta premisa, ¿por qué es peor beber alcohol pasados los 40 años?

La incapacidad para asimilar el alcohol

Tal y como explica la plataforma DRINKiQ, creada especialmente para tratar todos los aspectos relacionados con el alcohol y responsable de dicho informe, nuestro cuerpo ve reducida su capacidad para procesar el alcohol a medida que cumplimos años. De hecho, una cantidad muy pequeña tiene un impacto mayor en el organismo cuando eres adulto, especialmente si ya consumes ciertos medicamentos. Un efecto que se multiplica en las personas mayores.

“A medida que las personas envejecen, la cantidad de agua presente en sus cuerpos disminuye y también la cantidad de sangre en su organismo. Además, las personas ancianas alcanzarán mayores niveles de concentración de alcohol en sangre más rápidamente que en su juventud y una pequeña cantidad de alcohol puede afectarles mucho más que antes”, explican desde DRINKiQ. Además, el alcohol puede motivar alteraciones en la memoria, elevar el riesgo de caídas o impedir la correcta coordinación de los movimientos.

Ante esta situación, especialmente si te estás medicando, debes ser consciente de los efectos que puede tener el alcohol sobre tu salud, así como la interacción de dicha sustancia con los fármacos que tomas, cuyo poder puede verse modificado e incluso contrarrestar sus efectos. Por este motivo, lo mejor es que consultes siempre a tu médico antes de beber alguna que otra copa.

0

No hay comentarios ¿Te animas?