Salud

Beneficios de la música y la danza en pacientes con demencia

65ymás

Domingo 11 de agosto de 2019

1 minuto

Les proporciona estimulación de la memoria, moderación del estado de ánimo e interacción social

Cuáles son los bailes más sencillos a los que te puedes apuntar (Bigstock)

Un grupo de investigadores de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) ha concluido que la música y la danza estimula mejor las respuestas de los mayores con demencia que las instrucciones verbales, proporcionando estimulación de la memoria, moderación del estado de ánimo e interacción social.

El estudio, publicado en American Journal of Alzheimer's Disease & Other Dementias, ha puesto de relieve los beneficios que la música tiene en esos pacientes. Para su desarrollo se ha utilizado música familiar, que recuerda a gestos naturales, para crear una serie de ejercicios de baile.

La investigación se ha llevado a cabo con el objetivo de promover una mejor calidad de vida para las personas con demencia. De este modo, el intuitivo programa de re-encarnación del movimiento (IMR), que se ha realizado durante 10 sesiones semanales, ha proporcionado humor, imaginación e intuición que ha motivado a los participantes a bailar e interactuar.

En este contexto, los beneficios respecto a la calidad de vida de los participantes eran visibles a partir de la sexta sesión. Así, Ting Choo, graduada de Dance Studies Masters y autora del estudio, ha explicado que "respondieron mucho a la música y mostraron entusiasmo en moverse independientemente de su limitación física. En cada sesión se observaron respuestas positivas como la memoria, el baile espontáneo y las bromas".

Los hallazgos de este estudio han permitido romper el mito de que este grupo de personas es pasiva e inmóvil, ha destacado la experta, quien ha añadido que el siguiente paso es ampliar el programa de IMR para mejorar las necesidades y condiciones de los participantes.

Por último, ha concluido que el uso de las artes, incluyendo la pintura, la música, el teatro y la danza, ha sido infravalorado en el campo clínico por la falta de conducta estandarizada y estudios

0

No hay comentarios ¿Te animas?